Separación o divorcio: 5 consejos para explicar a los niños lo que está pasando

Un divorcio no es una situación fácil y genera estrés siempre, tanto a la pareja como a los hijos si los hubiera. No es agradable para nadie, pero no tiene por qué afectar a los hijos más de lo que afectaría cualquier gran cambio, como por ejemplo una mudanza, un traslado de país, que papá o mamá por trabajo tengan que estar lejos o con horarios complicados, la llegada de un hermanito o una enfermedad.

Damos por hecho que la convivencia es imposible y que la pareja prefiere dar por terminada la relación a seguir manteniendo el desencuentro y la tensión, y que si se llegara a posponer la separación por el “bien de los niños”, a la larga sería perjudicial para todos porque dos personas que están juntos a disgusto es difícil que le transmitan a sus hijos la tranquilidad que la crianza precisa.

Así que llegados a este punto, conviene mantener la calma y tener muy claro que los hijos no tienen por qué pagar nuestros errores. Es muy tentador “usar” a los niños como arma, pero debemos evitar hacerlo a toda costa. La vida tiene etapas y si hay que pasar página hagámoslo sin dañar a los que más queremos. Ellos esperan vernos bien y que estemos como siempre a su lado. Si conseguimos que así lo sientan, lo habremos hecho bien.

Te damos unos consejos que puedes aplicar según convenga a tu situación personal:

 

  1. Hablar con ellos

Depende de la edad de los niños y su entendimiento, si son pequeños aún se les podrá decir que por trabajo papá o mamá se van a otra casa, o bien si son más mayores, explicarles que no estáis bien juntos y tenéis opiniones distintas sobre algunas cosas, por lo que preferís vivir separados. Aclarar siempre que eso no modifica el cariño que va a recibir el niño y que mamá y papá, a pesar de sus diferencias, se quieren (de otra forma) y van a estar siempre a su lado. Es importante que el menor sepa que puede ver al progenitor con el que no vive siempre que quiera y las circunstancias lo permitan.

 

  1. Respetar a la pareja

Es vital no desacreditar al otro padre nunca. Sea lo que sea que haya pasado entre nosotros, jamás hay que hablar en negativo del otro. El pequeño no merece sufrir una actitud injusta y de veras sería muy injusto descalificar a la otra persona por despecho o rencor. De lo que sí hay que hablar es de lo que pasará con la separación y contestarle a todas las dudas que tenga durante el tiempo que sea necesario.

 

  1. Continuar las rutinas

En la medida de lo posible se debe respetar el horario, entorno, actividades y las costumbres del niño. Cuanto menos cambie su vida, mejor. Si se tienen que modificar cosas hacerlo de forma tranquila y positiva.

  1. No perder los nervios

No es sencillo, pero respira hondo y cuenta hasta diez si es necesario. Al menos delante del niño hay que transmitir sensatez y seguridad. Hacerle saber que él no tiene la culpa de nada, que de hecho no es culpa de nadie, llega un día que las cosas se ven de diferente manera y nadie es mejor que nadie. Aprender a relativizar le ayudará y a nosotros también. Hagámoslo.

 

  1. Facilita la relación con el otro progenitor

Hay que respetar los horarios de visita acordados y, en mi opinión, ser flexibles si es necesario. Si el niño convive con nosotros pensemos en cómo sería no tenerlo tan cerca y entonces será más fácil hacer lo posible porque disfruten el uno del otro cediendo en algún cambio de hora o día, si es que surge algún imprevisto. Si el niño ve respeto y buena voluntad por parte de ambos, créeme que se sentirá bien, más tranquilo y además aprenderá a ser justo y tolerante con el ejemplo.

 

Con amor y paciencia sí se puede lograr una separación civilizada. Y si nuestra pareja no pone mucho de su parte, más paciencia aún, y pensemos que todo, absolutamente todo pasa y en un tiempo se ve diferente.

Abracemos mucho a nuestros niños, esa seguro es la mejor motivación que podamos encontrar.

 







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies