Juegos para fomentar en los niños el interés por la lectoescritura

Si bien la enseñanza de la lectoescritura como tal debería iniciarse en los niños alrededor de los 6 años, esto puede ser estimulado con anterioridad. Y es que los niños pueden ya a partir de los 3, 4 y 5 años empezar a conocer las letras, algunas palabras cortas, sus sonidos…, y comenzar incluso a dibujarlas. Aunque este primer contacto con el lenguaje escrito no va a ser determinante para el futuro, sí puede incentivar en los niños el interés por las letras y familiarizarlos con la lectura.

Cuando somos niños, no hay mejor manera de aprender que a través del juego. Por eso, a continuación, te presentamos dos juegos que podemos hacer en casa para adentrar a los peques en el maravilloso mundo del alfabeto y la lectoescritura.

 

Juegos divertidos para trabajar las letras con niños

 

  • CAMINO DE LAS VOCALES

Con este primer juego los niños podrán iniciarse con el reconocimiento y el aprendizaje de las letras vocales. Esto será una base para seguir profundizado en la lectoescritura a medida que se produce su desarrollo psicomotriz. Pero, ¿cómo jugar? Pues es muy simple. En una hoja de papel (puede ser una cartulina), vamos a anotar las 5 vocales en letra mayúscula y clara: A, E, I, O, U. También haremos otros dos carteles: uno indicando la SALIDA y otro señalando la LLEGADA. Algo parecido al llamado juego de la Oca.

 

juego lectoescritura vocales

 

Debemos asegurarnos de que las letras estén muy bien escritas y sean visibles. Para que sea más divertido, podemos anotar cada letra en una cartulina de diferente color. Luego, una vez que tenemos las letras y los carteles, las recortaremos  por separado  y las cubriremos con cinta adhesiva para evitar que se manchen y se estropeen. Cuando tengamos las letras listas, podremos comenzar a jugar. A medida que se acierta cada vocal, el acertante podrá mover ficha sobre ella y avanzar en el camino desde la salida hasta la llegada. Como ves, de manera divertida, los niños irán reconociendo y aprendiendo el orden de las vocales. También puedes probar a hacer este mismo juego al aire libre, creando tarjetones grandes de cartulina y poniéndolos sobre el suelo para que los niños al acertar, en lugar de mover ficha, salten.

Podemos sumar a este divertido aprendizaje otras estrategias para seguir aprendiendo. Por ejemplo, cuando estemos sobre la letra A, podremos preguntar qué palabras empiezan con esa letra para ver cuáles se le ocurren al niño. Este juego será la base para agregar otras estrategias educacionales según la capacidad de cada niño y según sus intereses.

 

 

  • BINGO CASERO DEL ABECEDARIO

En este caso vamos a trabajar con todas las letras del abecedario al estilo del Bingo tradicional. Este juego es muy simple y divertido. Al contar con todas las letras y no solo las vocales, también se podrá aplicar a niños más mayores. ¿Cómo jugar? En una hoja de papel vamos a escribir todas las letras del abecedario dos veces, una para crear el tablero de las letras que vayan saliendo y otra para hacer las tarjetas con diferentes filas y combinaciones y poder jugar al estilo clásico. Eso sí, la idea es hacerlas de manera que no estén en orden para que sea más lúdico.

Luego, al igual que como hicimos con las vocales, vamos a decorar dicho tablero y las tarjetas para que se vea todo mucho más atractivo y bonito. Antes de hacerlo, no olvides pedir a los niños que lo decoren ellos a su gusto, utilizando diferentes colores, dibujos, etc. Por otro lado, en una nueva hoja vamos a volver a escribir el abecedario y vamos a recortar las letras por separado. Cuando tengamos listas las letras recortadas las pondremos en una bolsa que tengamos a mano, ya que serán las “bolas” que haya que ir sacando y fijando en el tablero. ¡Ya tenemos listo el bingo para comenzar a jugar!

Ahora vamos a sacar de la bolsa las letras recortadas y las anunciaremos en voz alta. Para que se familiaricen con las letras y sus sonidos, podremos no solo decir la letra, sino también representar cómo suena aunque sea de forma exagerada. Por ejemplo, si sale la letra P vamos a decir “pé” y también a imitar su sonido /p/. Si el niño reconoce la letra, la marcará en su tablero utilizando lo que tengamos a mano, como botones o capuchones. Si observas que los niños aún son muy pequeños para trabajar con las vocales, crea el mismo juego pero con imágenes, para que vayan relacionándolas poco a poco con sus iniciales y sus letras correspondientes.

 

juego bingo lectoescritura

 

Con estos juegos originales de lectoescritura que te proponemos los niños comenzarán a habituarse con las letras, sus sonidos y sus formas de una manera lúdica y amena. ¡Jugando se aprende mejor!




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *