Juegos de estimulación temprana para hacer en casa

Los profesionales especializados en la niñez no dudan en recomendar la estimulación temprana para fortalecer el desarrollo físico y psicológico de los niños. En la etapa de crecimiento, de los 0 a 6 años, es sumamente importante contar con diferentes herramientas que nos permitan acompañar el aprendizaje y las nuevas habilidades que se van adquiriendo.

Los juegos de estimulación temprana son ideales para ello y pueden hacerse en casa, si no se tiene la posibilidad de asistir a una institución concreta para ello. Es muy recomendable hacer este tipo de juegos de estimulación, ya que traerán muchos beneficios tanto para el niño o niña en cuestión, como para su familia.

Pero antes de presentar algunos juegos vamos a enumerar algunas recomendaciones para llevar a cabo la estimulación temprana en casa:

 

  • La primera recomendación es que hagamos los juegos en un ambiente seguro y tranquilo. Busquemos un lugar donde podamos sentirnos cómodos.
  • En segundo lugar, que participen los dos padres si es posible, o los tutores que estén a cargo del cuidado de los niños. Esto fomentará el refuerzo de los vínculos.
  • Y finalmente, en tercer lugar, no obliguemos a los niños a realizar actividades en las que no se sientan cómodos, sino que busquemos aquellas que sí les gusten y les hagan sentir bien. Elijamos lo que elijamos, lo ideal será hacerlo al menos 3 veces por semana.

 

 

Juegos de estimulación temprana en casa

Ahora sí, aquí os presentamos (y según la edad de los más pequeños) algunos juegos de estimulación temprana que se pueden hacer en familia para aprender y pasarlo muy bien en casa.

 

1 a 2 años

  • Ponemos juguetes en el suelo para que los cojan y los guarden.
  • Apilamos cubos o lo que tengamos en casa, y les invitamos a seguir apilando.
  • Con un libro, invitamos a los peques a que miren las páginas y leemos las historias. Dejamos después que hagan como si ellos también estuviesen leyendo.
  • Escuchamos canciones infantiles y bailamos al ritmo de la música.
  • En hojas de papel dejaremos que hagan garabatos y luego conversaremos sobre los dibujos.

 

2 a 3 años

  • Nos paramos en un solo pie. Luego nos paramos normalmente y saltamos en el mismo lugar. Movemos los brazos y nos estiramos.
  • Intentamos dibujar líneas y círculos sin buscar que sean perfectos.
  • Miramos un libro con imágenes y hablamos sobre qué representan esas imágenes.
  • Hacemos que nos ayuden a regar las plantas y a ordenar las cosas de la casa.
  • Repetimos números y letras y lo hacemos de manera que sea divertido.

 

3 a 4 años

  • Jugamos a lanzar y a atrapar la pelota.
  • Tratamos de caminar con las puntitas del pie.
  • Dejamos que hagan dibujos libremente y luego buscamos que puedan crear una historia con lo que dibujaron.
  • Armamos rompecabezas simples y atractivos.
  • Hablamos sobre lo vivido en el día, respondemos preguntas y escuchamos cuáles son sus sentimientos.
  • Dibujamos personas y tratamos de diferenciar las partes del cuerpo. Por ejemplo: les pedimos que nos digan cuáles son los ojos, los brazos, etc.

 

juegos estimulación temprana

 

4 a 6 años

  • Hacemos una raya en el suelo y pedimos que caminen sobre ella manteniendo el equilibrio.
  • Corremos juntos y luego bajamos la velocidad lentamente. Caminamos y después seguimos corriendo.
  • Recortamos revistas y pegamos las figuras recortadas en una hoja de papel, lo más creativo que se pueda.
  • Construimos figuras con masa de colores o con otros materiales que se puedan moldear, como la plastilina.
  • Aprendemos adivinanzas simples y dejamos que los niños inventen otras.
  • Les enseñamos a decir su nombre completo, el nombre de sus padres y la edad.

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *