Los juegos educativos en las aulas: aprender jugando

Los niños tienen como hábitos normales comer, jugar, aprender y dormir. El juego, tanto en humanos como en otras muchas más especies de mamíferos, es una de las vías de aprendizaje más importante para su desarrollo.

A través de los juegos los niños comienzan a descubrir su realidad, a relacionarse con los demás y a conocer el mundo, además, por supuesto, de adquirir aprendizaje. Esto hace absolutamente necesaria la presencia de juegos, tanto en las aulas como en los ambientes domésticos.

A menudo se dice que los pequeños son como esponjas, por su capacidad de aprendizaje, por lo que con los juegos lo que se consigue es que, al tiempo que los pequeños van adquiriendo ese aprendizaje, también aprendan otras cosas como los valores.

Hoy en día existen muchos tipos de enseñanzas y algunas de ellas tienen como base o elemento importante la presencia de los juegos, y en concreto, los juegos educativos o didácticos.

 

juegos educativos

 

 

¿Qué son los juegos educativos?

Los Juegos Educativos, también denominados juegos didácticos, son juegos basados en el principio de la diversión como técnica de enseñanza. El objetivo de estos juegos educativos es que los niños aprendan algo específico de forma lúdica.

Los juegos didácticos fomentan la capacidad mental de los niños y la práctica de conocimientos de manera activa. Para un niño, y también para los adultos, es más sencillo recordar algo divertido y entretenido, algo que traiga buenos recuerdos. Por eso los juegos educativos, aunque son válidos para personas de cualquier edad, toman mucha más fuerza en la infancia.

La infancia, los primeros años de vida, es el momento en el que más se aprende, de modo que hay que aprovechar esa circunstancia, que no deja de ser un mecanismo natural, para reforzar las capacidades de los niños a través de los juegos. Es decir, que podemos hacer uso de ese dicho de “los niños son como esponjas” utilizando para ello los juegos.

En un momento tan crucial como el actual, en el que la tecnología cobra tanta importancia, recuperar los juegos educativos es algo imprescindible, porque no todo se puede aprender a través de las pantallas. Aunque la innovación tecnológica es muy importante y necesaria, especialmente para los niños de esta generación que son nativos digitales, en los juegos didácticos se emplean los cinco sentidos y se desarrolla de manera potente la imaginación.

 

¿Por qué son buenos los juegos para los niños?

Los juegos, especialmente los juegos educativos, deben formar parte de la vida de los pequeños, ya sea en el aula o en casa, porque fomentan la capacidad cognitiva de los menores y les ayudan a desarrollar capacidades como la memoria, la concentración, la autoestima, la imaginación y el desarrollo social.

Existen juegos que invitan a una interacción física y que, con ello, favorecen las habilidades motrices. En los primeros años de vida, cuando los pequeños han de desarrollar todo su organismo, estos juegos físicos les permiten medir sus capacidades y potenciar la coordinación y el sentido del equilibrio.

En el caso de los juegos de mesa, el principal aspecto positivo es que desarrollan la capacidad de memoria. Estos juegos necesitan la memorización, la paciencia y la constancia para lograr el éxito, lo que muestra a los pequeños que estas habilidades son esenciales para la vida, por ejemplo, a la hora de realizar exámenes.

 

aprendizaje lúdico

 

 

Los juegos educativos, una oferta que no para de crecer

Desde hace años vemos como la industria del juego no para de crecer, y es algo curioso, porque al tiempo que se van imponiendo las nuevas tecnologías y los dispositivos móviles, los juegos tradicionales siguen abriéndose camino.

Esto se debe, en parte, a la toma de conciencia de los adultos, ya sean padres o responsables en los centros educativos, que han comprendido que esta fórmula de aprendizaje no se debe perder, porque tiene un potencial pedagógico muy importante en el aula y en el ambiente familiar. Desde fomentar la observación hasta aumentar la concentración y la atención, así como las capacidades lógicas, estas herramientas sirven para introducir en los pequeños valores y aptitudes necesarias para su desarrollo y su día a día en el futuro.

Cada vez son más los centros escolares que apuestan por el aprendizaje lúdico a través de juegos educativos, de ahí su éxito en la actualidad.

 

*Artículo redactado por: Sara Domínguez




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

1 Comentario

  1. Hola:
    Nos ha encantado este post y, para animaros a probar los juegos educativos y didacticos, en materialescolar.es os regalamos un descuento del 5% en todo lo que querias. Usar cupon BOSQUEDEFANTASIAS
    Un saludo a [email protected]

    Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *