Conoce los distintos tipos de liderazgo estudiantil

El liderazgo es un rasgo de la personalidad y, por tanto, los niños poco a poco van mostrando también sus “mayores o menores dotes” en ese sentido como estudiantes. En un extremo, están aquellos que disfrutan con los roles de liderazgo. En el otro, quienes buscan activamente un estatus no participativo cuando se involucran en un grupo por las razones que sea. Si eres maestro/a, piensa en las experiencias de trabajo de tu grupo o de tu escuela y visualiza a los estudiantes. ¿Hay niños que asumen el liderazgo del grupo de manera natural? ¿Los hay que no toman un papel activo, pero sí participativo? ¿O los hay que se sientan y toman un papel mínimo en las discusiones de grupo? Es probable que puedas contestar fácilmente a las preguntas, con lo que ya te habrás podido componer una imagen generalizada de los diferentes tipos de liderazgo estudiantil que pueden darse en las aulas y en casi cualquier lugar.

Para explicar brevemente este fenómeno, durante un estudio de aprendizaje cooperativo en el aula de un cole de Madrid (España), se analizó el trabajo de una clase en grupos pequeños durante cuatro unidades diferentes de aprendizaje cooperativo. Después, se exploraron los tipos de liderazgo mostrados en los diversos grupos de trabajo y que expondremos a continuación. Cada estudiante se clasificó según criterios predeterminados como “líder”, “seguidor” o “no participante”.

 

aprendizaje cooperativo

 

 

Los estudiantes reflejan cuatro tipos de liderazgo

  • LIDERAZGO DE TAREAS. El estudiante está preocupado por el proceso: mantener a los demás en la tarea, conseguir suministros, etc.
  • LIDERAZGO INTELECTUAL. El estudiante ofrece una nueva idea al grupo (en lugar de, simplemente, responder a la pregunta de alguien con un resultado de investigación).
  • LIDERAZGO SOCIAL / EMOCIONAL. El estudiante elogia o alienta a un miembro del grupo.
  • LIDERAZGO COERCITIVO. Un estudiante da un comentario negativo o crea un debate fuera de tema para interrumpir el proceso que se esté llevando a cabo.

 

Diferentes roles existentes en los liderazgos

  • LÍDERES. Estos estudiantes “ejecutan” todas las facetas del grupo e inician prácticamente todo el diálogo entre los miembros.
  • SEGUIDORES. Estos estudiantes responden preguntas y participan fácilmente, pero generalmente solo por instigación de alguno de los líderes.
  • NO PARTICIPANTES. Estos estudiantes nunca ofrecen información a menos que se les solicite. Nunca se ofrecen tampoco voluntariamente para nada, por norma general. Sin embargo, harán casi cualquier tarea que se les asigne.

 

Durante el estudio, los únicos estudiantes que habían asumido roles de liderazgo significativos dentro del grupo eran aquellos que habían sido categorizados como “líderes”. Los “seguidores” a veces mostraban algunas características de liderazgo, pero siempre a instancias de los líderes. Los “no participantes” nunca tomaron ningún papel de liderazgo, respondieron a las preguntas cuando se las hicieron mientras usaban las respuestas más cortas posibles, e hicieron su trabajo sin ninguna interacción con los demás.

Pero lo que fue más interesante, y lo más importante al determinar los roles de los grupos de aprendizaje cooperativo, fue ver como un líder estudiantil podía mostrar liderazgo en determinadas áreas un día y en otras al siguiente, es decir, que no son compartimentos estancos. Los líderes variaron en sus roles de liderazgo dependiendo de qué otro líder estuviera en su grupo ese día en particular. Sin embargo, en todos los casos, todos los roles de liderazgo fueron cumplidos por aquellos estudiantes previamente caracterizados como líderes. Los estudiantes clasificados como “seguidores” o “no participantes” nunca llegaron a tomar un rol de liderazgo dentro del grupo.

 

tipos liderazgo niños

 

En el caso de que un estudiante con un estilo de personalidad “no participante” se convierta en el líder del grupo para esa sesión, es probable que al menos una de las tres posibilidades resulte:

  • Los estudiantes con personalidades de liderazgo se harán cargo del proceso grupal a la larga.
  • Los estudiantes con personalidades de liderazgo ejercerán su necesidad interna saboteando al grupo de alguna manera, a menudo inconscientemente.
  • El estudiante no participante forzado en el liderazgo, se sentirá tan incómodo y angustiado con este rol que no se logrará nada o permitirá que los que disfrutan del liderazgo asuman el control del grupo.
  • En todas las situaciones, si un tipo de estudiante “no participante” es forzado artificialmente a una posición de liderazgo, el grupo no funcionará de la manera que originalmente se planeó.
  • En lugar de incorporar “líderes” de grupo predeterminados, una posible solución a este problema es hacer una lista de tareas o trabajos para que el grupo los complete, y luego dejar que la dinámica natural del grupo los resuelva. Por ejemplo, puedes decirle a un grupo que necesita un portavoz, un delegado, etc., y dejar que los alumnos sepan quién hará dicho trabajo en cuestión. Con esta dinámica los maestros encontrarán que, en la mayoría de los casos, el grupo distribuirá sus roles de liderazgo y tareas en cuestión de minutos.

Esta forma de observar al alumnado y el trabajo en grupo es fundamental para no acabar con el dinamismo de una clase a la hora de trabajar y de alcanzar objetivos y, lo más importante, es vital para no forzar a los alumnos a comportarse como no desean o no se creen capaces de actuar, pues esto limitaría su capacidad de aprendizaje y de relación con los otros. En mano del profesor estará de nuevo el aplicar, en otra ocasión, alguna dinámica concreta para fomentar el interés y la capacidad de decisión de aquellos alumnos que se muestren a priori como seguidores o, sobre todo, como no participantes.

Las repercusiones de estos hallazgos son fundamentales para el desarrollo de una buena lección o unidad de “aprendizaje cooperativo”.




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *