Cómo prepararse para el primer día de colegio

La primera vez que nuestros hijos van al colegio suelen tener unos tres añitos de edad, y se trata de una nueva etapa que supone un gran cambio en sus cortas vidas. La seguridad que sienten en casa junto a sus padres o tutores se ve amenazada de pronto por un nuevo lugar en el que personas que jamás han visto les ponen “nuevas normas” y les invitan a hacer cosas muy diferentes. Por si esto fuera poco deben compartir sus cosas con niños hasta hoy también desconocidos, con personalidades y formas de reaccionar muy diferentes…

Por eso es muy normal que los niños que empiezan el cole por primera vez necesiten tomarse un periodo de adaptación que les permita entender que esta nueva experiencia es buena para ellos, y que durante la misma podrán aprender muchas cosas nuevas y pasárselo muy bien. Tomarse en serio este periodo de adaptación como padres hará que los peques se sientan mucho más arropados y que puedan superar esa “barrera” de enfrentarse a lo desconocido en menos tiempo y con menos o ningún trauma.

 

vuelta al cole

 

Todos los niños reaccionan de alguna manera ante esta situación y probablemente el caso de tu peque no sea la excepción. Es lógico que al sentirse inseguros los niños empleen todos los recursos de defensa que conocen, incluyendo: lloros incontrolables, pataleos, intentos de escapar, pegar a los adultos y a otros niños, no querer comer, dormir, e incluso retroceder unos años y volverse a hacer pis en los pantalones. Ante cambios bruscos, los niños pueden sentirse perdidos y abandonados, y por ello buscan llamar la atención de los adultos como una solicitud de apoyo.

Por eso tu tranquilidad como padre y/o madre será la mejor herramienta para este importante momento. Es cierto que la idea de tener que dejar a tu pequeño/a en el cole puede que te inunde de tristeza y te den ganas de volver a atrás, pero debes tener valor y pensar que es un paso necesario por el que todos hemos pasado. Y sobre todo no te agobies, porque verás cómo en poco tiempo tu hijo/a estará encantado con sus nuevos amigos y maestros.

 

 

Pasos a seguir antes de empezar el cole

Lo primero que te recomendamos es que antes de empezar las clases tengas en cuenta alguna de las siguientes pautas que pueden serte de utilidad:

 

  • Hablad en casa del cole y de todas las cosas buenas que va a encontrar allí. Puedes describir lo bonita que va a ser su clase y lo bien que se lo puede pasar conociendo a nuevas amigos.
  • Si es posible, visita el colegio con tu hijo o hija, pues esto le ayudará a familiarizarse y a no sentirse tan extraño el primer día.
  • Unos días antes, y en la medida de lo posible, debes empezar a acostumbrarle a los nuevos horarios: que se vaya a la cama más temprano, que se levante un poquito antes, que adopte en lo posible los mismos horarios de las comidas que tendrá allí si se quedará a comedor…Una especie de “cursillo” previo a las rutinas a las que deberá enfrentarse después.
  • Los primeros días de este proceso son importantes para los niños, por lo que sería ideal que pudieses acompañar a tu hijo, aunque luego le vaya a llevar otra persona, como puedan ser lo abuelos. Los primeros días agradecerá tu presencia porque verá cómo sus padres se sienten confiados y seguros de dejarle allí.
  • Tendrás que ser muy natural y demostrarle tu alegría por quedarse en el cole. Si te ve llorar o nota algo de tristeza, volverá su desconfianza y sensación de abandono. Sentirá que le estas dejando en un lugar malo para él.
  • Por la tarde, a la hora de la recogida, es importante ser puntual, porque los niños pueden sufrir mucho con cada minuto de tu retraso, y entonces es muy posible que lo que hubiera avanzando en ese u otros días se vea derrumbado por nuevos miedos.

 

inicio curso escolar

 

El inicio de la escolarización se debe tomar como algo natural y no como un proceso traumático. En principio tú eliges el colegio de tus hijos y por eso debes fiarte de la gente a la que se los encomiendes y transmitir esa confianza al niño. No olvides que el colegio no es un mundo aparte del hogar o de la familia, sino una prolongación de la educación que se está dando en ella. Por eso debes contribuir a que los dos mundos donde se desarrollarán tus hijos convivan de forma armónica y se complementen eficazmente. Recuerda siempre que el colegio no es un almacén de niños, ni los maestros son canguros…padres y maestros deben compartir, cada uno en su medida, la importantísima función educativa tan necesaria para la vida.

 

 

 

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *