Cómo facilitar la participación de los padres en el aula

El objetivo principal de este artículo es alentar y facilitar la participación de los padres en el aula de primaria. Dado que no hay una sola razón para no participar, queremos presentar varios enfoques que buscan abordar la variedad de obstáculos a los que los padres se enfrentan a la hora de involucrarse en la educación de sus hijos. También pueden ser interesantes las ideas que otros puedan tener sobre este tema, por lo que serán bienvenidos los comentarios y el debate en torno a este artículo.

 

  • Hora de presentarse

Al inicio de cada curso, puede ser interesante que vayas contactando con los padres de los alumnos antes de la llegada de la primera clase. Esto permitirá que puedan presentarse, un hecho cuya importancia deberás enfatizar desde el principio para que puedan abrirse buenas y abundantes vías de comunicación. Invita a los padres y madres a una reunión y aprovecha ese momento para discutir todas las dudas y para programar otra reunión en la que puedan asistir todos y cada uno de ellos.

 

  •  Canal de comunicación

Crea un grupo de Whatsapp o pon a uno de los padres más activos como responsable de comunicación entre tú y los demás padres, siempre y cuando esté dispuesto/a a dicha colaboración.  También se puede crear una red en la que cada padre sea responsable de llamar a dos o tres padres más con el fin de notificar eventos especiales o noticias importantes.

 

  • Cuestionario de inicio de año

Envía un cuestionario a casa dirigido a los padres el primer día de clases y realízales este tipo de preguntas, cuyas respuestas podrán serte muy útiles a lo largo del curso:

  1. Háblame de tu hijo/a, ¿cuáles son sus intereses?
  2. ¿Qué crees que es importante que tu hijo/a aprenda este año?
  3. ¿Hay algo especial que quieres que sepa sobre tu hijo/a?
  4. ¿Cómo te gustaría participar en la educación de tu hijo/a este año?

 

 padres colaboración aula

 

 

  • Caja de sugerencias

Elabora o reutiliza una caja y ponla fuera de la puerta de la clase para que puedan introducirse en ella las sugerencias de los padres o de los alumnos. Esta idea invitará a la participación sincera, pues tú, como profesor, les haces ver que está bien participar y sugerir por el buen ambiente y desarrollo del trabajo en el aula. Estas sugerencias serán anónimas.

 

  • Notas y carpetas para una buena comunicación

Envía a casa una carpeta a final de semana con el trabajo de cada alumno y con los comentarios del desarrollo de los avances y de las actividades realizadas. En esta carpeta incluye siempre hojas para que los padres puedan hacer preguntas o realizar todos aquellos comentarios que deseen. La carpeta será devuelta al aula los lunes de cada semana. Esta forma de trabajar puede ser muy útil para favorecer la comunicación entre padres y maestros, sobre todo para aquellos que no disponen de demasiado tiempo libre.

En dicha carpeta, a primeros de mes, puedes incluir un calendario que resalte los momentos en que se pedirá una participación concreta de los padres. Incluye las horas y las actividades que deberán desarrollarse en dichos días. Invita a los padres a desayunar o a almorzar, a compartir un recreo con sus hijos, a disfrutar de un ratito de lectura en la biblioteca o en el laboratorio, o a realizar cualquier actividad especial, como una jornada de cuentacuentos. Intenta programar al menos una cosa por mes y en horarios en los que puedan participar un mayor número de padres y madres. Incluye también actividades que puedan realizarse con aportaciones de los padres, como historias familiares, encuestas o proyectos.

Este calendario les dará a los padres la oportunidad de planificar por adelantado sus opciones y posibilidades de participación.

 

  • Horario de atención

Dedica un día concreto de la semana o un par a la atención de los padres. Dicha atención puede ser por teléfono, en directo, en un despacho…Cambia periódicamente las hora si ves que no pueden participar demasiados padres en el primer horario establecido y acuérdate de marcarlo en la carpeta que los niños llevarán a casa los viernes.

 

  • Llamadas de profesores a padres

En el caso de que haya padres que no respondan a comunicaciones por escrito, procura intentar llamar periódicamente para que sepan que los conoces y que te preocupas por sus comentarios. Los grupos de móvil pueden ser muy prácticos también en este sentido, siempre y cuando se usen única y exclusivamente para la comunicación, y no para la crítica o cualquier otra cosa fuera de lugar.

 

  • Ayudas adicionales para padres

Si tienes habilidad con las nuevas tecnologías puedes crear un grupo de Facebook para los padres de tu escuela e incluir en él materiales que puedan serles de utilidad. También puedes crear una estantería en la clase con libros sobre crianza de los hijos, tareas y habilidades de estudio, etc., con el fin de que los padres puedan resolver todas sus dudas cada vez que acudan a una reunión, o incluso llevarse los libros en préstamo, sabiendo que estarán teniendo información de calidad.

 

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *