La carta del profesor jubilado es aplaudida por muchas personas

La mayoría de las personas tiene una opinión sobre el sistema escolar y la educación de los niños. En este caso un profesor jubilado escribió una carta a un periódico para comentar cuál es el problema según él.

 

Esto fue lo que escribió el profesor:

Como maestro jubilado, estoy cansado de todas las personas que no saben nada sobre las escuelas públicas, y que no han estado en un salón recientemente, o que creen que pueden arreglar nuestro sistema educativo.

¡Los maestros no son el problema! Son los padres los que son el problema. Ni le enseñan a los niños buenos modales ni les enseñan lo que es el respeto – los niños ni siquiera tienen un conocimiento general de cómo llevarse bien con otras personas.

Los niños vienen a la escuela con zapatos que cuestan más que la ropa del maestro – al mismo tiempo que ni siquiera tienen papel o lápiz para la clase.

Cuando uno habla de colegios que han “fallado”, miren a los padres y a los niños. ¿Los padres van a las reuniones de padres? ¿Hablan regularmente con los profesores? ¿Se aseguran de que los niños estén preparados y tengan el equipo necesario? ¿Se aseguran de que los niños hagan su tarea? ¿Tienen un número de teléfono que funciona?

¿Los estudiantes toman notas en clase? ¿Hacen sus deberes? ¿Escuchan en las lecciones o el alumno es uno de los que molesta y destruye a los demás?

Cuando hayas mirado estos factores entiendes que no son las escuelas las que han fracasado, sino los padres.

Los maestros no pueden hacer tanto su trabajo como el de los padres.

¡Hasta que los padres no hagan su trabajo no va a mejorar!

carta original

 

Muchas profesores han apoyado esta carta, dándole toda la razón. ¿Y tú? ¿eres un de ellos? ¿crees que la educación debe empezar desde el propio hogar? Nosotros creemos que sí.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

4 Comentarios

  1. No puedo estar más de acuerdo con todas estas afirmaciones. Le he visto en un aula y en mi propia casa.
    Se le está dando prioridad a cosas que no lo son, y otras más valiosas, como el respeto, el saber escuchar, etc. se dejan de lado; razón, quizás, porque no queremos que nuestros hijos pasen lo que pasamos. Pues yo doy gracias a mis profesores por castigarme, no dejarme pasar ni una tontería, por enseñarme, porque gracias a ellos soy lo que soy; además de persona, quiero considerarme “profesora”. Creo que no hay mayor honor en la vida que abrir mentes y enseñarles no sólo materias, sino nuevos mundos y metas en sus vidas

    Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *