Aprender a perder, algo imprescindible en la infancia

Perder también es parte de la vida, como ganar y acertar en la toma de decisiones, e incluso nos lleva a la reflexión y nos permite ser mejores que antes. Sin embargo, el sentimiento de frustración que se siente cuando perdemos no es fácil de comprender y canalizar, y esto hace que la infancia sea el momento perfecto para lidiar con ella y que los padres sean los mejores guías para conseguir con éxito manejar esa frustración.

Por eso, en el artículo de hoy, queremos dejarte una serie de pautas que se pueden llevar a cabo para ayudar a los más pequeños a experimentar y lidiar con ese sentimiento de enojo que puede acompañarnos cuando perdemos bajo las circunstancias que sean.

 

enseñar a perder

 

Pautas para enseñar a los niños a aprender a perder

 

  • Perder no nos define en la vida, así como ganar tampoco

Ganar es casi siempre la meta de toda persona que se propone jugar a algo o participar en alguna competencia, por eso los niños siempre quieren llevarse un regalo o ser felicitados por sus padres cuando logran llegar a la meta. Pero hay que explicarles que tan importante es llegar a la meta como el proceso de aprendizaje que hay hasta llegar a ella. Y no solo eso, sino que el factor suerte también actúa a veces cuando se gana o se pierde, pues hay veces que el que pierde merece ganar y viceversa. Es decir, que hay cosas que no se pueden controlar y eso está bien que lo entendamos desde una temprana edad.

 

  • Debemos reconocer el sentimiento que se tiene cuando se pierde

También es importante que en la infancia se aprenda a reconocer los sentimientos que se tienen para canalizarlos mejor. Cuando se pierde aflora la frustración, que es un sentimiento natural que se obtiene cuando un deseo no es satisfecho y en donde se combina la tristeza con la desilusión. Está bien tener este sentimiento cuando se pierde, lo que no está bien es dejarlo que aflore de mala manera.

 

  • Debemos ayudar a los niños a canalizar la frustración

El sentimiento natural de la frustración es la tristeza y la desilusión, pero cuando no se controla termina en ira, principalmente en personas sensibles a los conflictos. Tener una baja tolerancia a la frustración suele corresponder a personas que desde la infancia han tenido todo lo que han pedido de inmediato, sin experimentar la paciencia o la tolerancia. Por eso perder es una oportunidad de educar al niño en la paciencia para conseguir lo que se desea y, en este punto, también es importante tener claro que aceptar una derrota no es de débiles, sino un acto de valentía donde se hace presente la dignidad, la paciencia y la tolerancia.

 

  • No hagamos sentir mal a los niños cuando pierdan

Las palabras “perdedor” o “ganador” son etiquetas que la sociedad ha utilizado para señalar a la persona que ha perdido o ha ganado respectivamente. Por lo general, detrás de la palabra “perdedor” hay una cantidad de calificativos como por ejemplo, débil, torpe o lento, entre otras. Sin embargo, si una persona que pierde ha superado su propio record, entonces merece los calificativos que acompañan normalmente a un ganador, como ágil, bueno, competente…etc. Por eso, etiquetar a las personas que no llegan a la meta a la primera (como “perdedor”) nunca es sano para su desarrollo.

 

aprender a perder infancia

 

  • Debemos practicar y enseñar la distancia emocional

Por lo general, cuando los niños pierden, se desmotivan y desean abandonar todo el trabajo o esfuerzo que han realizado para llegar a donde llegaron. Ese es el momento de indicarles lo importante que es vivir la distancia emocional, es decir, una especie de duelo para liberar la tensión que siente una persona que ha perdido. Una vez que la persona se aleja, vive su frustración y reflexiona sobre lo ocurrido, estará preparada para evaluarse con transparencia a sí misma y volver a la trinchera cuantas veces sea necesario. Y este es un importantísimo valor que deberíamos aprender desde bien pequeños, el de la perseverancia, capaz de ayudarnos definitivamente a comprender que perder es parte de la vida, como ganar, e igual de necesario e importante.




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *