Actividades para estimular la inteligencia lingüística

La inteligencia lingüística es una de las propuestas realizadas por Gardner en la llamada teoría de las inteligencias múltiples, de la que ya hemos tenido ocasión de hablar en nuestro blog. Esta inteligencia está relacionada con la capacidad de expresión de las personas, es decir, con su habilidad para comunicarse con los demás. De esta manera la inteligencia lingüística engloba como formas de expresión aquellas que se realizan vía oral y de forma escrita.

En la educación, desarrollar esta habilidad es fundamental desde una temprana edad, y por eso mismo las actividades que realicemos para conseguirlo deberán estar enfocadas en enriquecer el vocabulario, en saber escuchar y en entender a los demás.

 

inteligencia-lingüística-aula

 

Eso sí, debemos tener en cuenta que las actividades que realicemos o elaboremos para estimular la inteligencia lingüística, deberán verse también como actividades de carácter recreacional y no como parte del currículo integral del alumno, ya que se trata más más bien de un momento para la desconexión y para la mejora de la socialización entre personas de la misma edad. Y siguiendo esta línea hemos reflejado en este artículo algunas de las actividades más recomendadas que existen para reforzar esta inteligencia lingüística de forma amena y divertida.

¡Toma nota!

 

 

Ideas para trabajar la inteligencia lingüística

 

  • Roles teatrales

La participación en obras de teatro, realizadas dentro o fuera de la escuela, es una actividad que reúne todo lo esencial para potenciar las habilidades lingüísticas de los más pequeños (e incluso de los más mayores porque siempre hay algo que aprender del teatro). Con este tipo de actividad lo que más se necesita de un niño es la voluntad de divertirse, de interpretar, de inventar historias y de hacer amigos. Los beneficios también son varios, entre los que destacan: ayudar al desarrollo y la conservación de la memoria, mejorar la dicción y la expresión, fortalecer la autoestima, ayudar a controlar las emociones, impulsar la lectura o mejorar la concentración entre otras muchas cosas más.

 

  • Redactar cuentos imaginarios

La imaginación es uno de los factores más importantes que se puede cultivar y desarrollar en los niños, además de útil para el desarrollo de la inteligencia lingüística. Este ejercicio, por otro lado, también ayuda al docente a descubrir las personalidades de sus alumnos con sus creativas composiciones. Es decir, que se trata de una actividad que fortalece la capacidad de comprensión escrita a la hora de describir escenarios y mantener la coherencia en el relato y que vale la pena realizar en el aula aunque solo sea por disfrutar de un buen rato de relajación y aprendizaje. Uno de los ejercicios para mejorar esta actividad está relacionado con la redacción de cuentos, cartas formales e informales que se hacen en la escuela, ya que escribir es otra buena forma de potenciar la imaginación y la capacidad inventiva.

 

actividades-inteligencia-lingüística

 

  • Debatir y argumentar

El debate es una forma de ordenar las ideas para poder expresarlas y, además, lograr que sean entendidas por la mayoría de asistentes u oyentes. El debate ayuda a fortalecer el pensamiento crítico en los niños, mejora el lenguaje, fomenta la cooperación e impulsa el respeto hacia las opiniones de los demás así como los puntos de vista de cada participante.

Estimular la inteligencia lingüística también puede incluir la realización de ejercicios sencillos que puedan desarrollarse desde casa, como por ejemplo pedirle a tu hijo/a que escuche las noticias y que luego te las relate con sus propias palabras o jugando a ser un intrépido reportero de televisión. Narrar a familiares o amigos cercanos la experiencia de las vacaciones pasadas también puede ser una buena forma de enriquecer el vocabulario de los niños y de conseguir que aprendan a ordenar las ideas dentro de sus cabezas.

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *