Por qué el cielo es azul

Todos los objetos tienen la capacidad de absorber o reflejar la luz, pero diferentes materiales absorberán diferentes cantidades de luz y reflejarán el resto, y por eso la tonalidades resultantes también serán diferentes. En este punto, tal vez te preguntes por qué el cielo es azul, de una forma más concreta o por qué el agua de un cubo no es azul como la del mar…¡Pues veamos algunos datos curiosos!

 

¿Por qué el cielo es azul?

Todos nos hemos preguntado en algún momento por qué el cielo es azul, así que veamos: la luz que proviene del sol es blanca. Esa luz blanca es en realidad una mezcla de todos los colores, pero debido a que están mezclados, no vemos los colores separados, solo la luz blanca del sol.

A medida que la luz del sol atraviesa nuestra atmósfera, la luz se dispersa por todo el aire y desprende partículas, como el polvo (que seguro que muchas veces has podido ver cerca de una ventana), sobre todo en las horas centrales del día. La parte de la luz solar que se dispersa más es la parte azul (porque viaja en ondas más pequeñas y cortas que el resto), lo que significa que el azul se separa de los otros colores dándonos esa tonalidad en el cielo tan bonita y veraniega.

En momentos como el atardecer o el amanecer la luz puede parecer distinta. En dichos momentos el sol está en un ángulo muy bajo, por lo que los rayos atraviesan incluso más moléculas y partículas que en otro momento del día. Esto dispersa la luz aún más, separando el rojo, el naranja y el amarillo de la luz blanca. ¡Cuantas más partículas…, más dispersión!

 

Otras cosas azules: el mar

Para comprender completamente por qué sucede esto de que veamos azul el mar, debemos tener en cuenta que un objeto parece ser de un color específico porque absorbe todos los colores del espectro visible. Esto significa que el agua refleja la luz azul y absorbe todo el resto. Ahora podrás decir que algunas áreas del mar a veces parecen verdes, pero eso tiene que ver con lo poco profunda que es la zona. A medida que uno se adentre más profundo en el mar, sobre todo hacia abajo, podrá ver que la mayor parte de la luz azul se reemplaza por tonalidades mucho más oscuras, incluso casi negras a mucha profundidad.

 

POR-QUÉ-CIELO-MAR-AZUL

 

Pero esto es normal, porque incluso el cielo parece tener muchos tonos de azul diferentes. Puedes comprender todo esto mejor teniendo en cuenta que el mismo efecto que hace que el cielo sea azul es el que hace que lo sea el mar. La razón por la que hasta un cubo de agua o el aire a nuestro alrededor parecen claros y transparentes, es porque la luz puede penetrar completamente a través de esas partículas.

Y si quieres más pruebas de todo esto, recoge papeles de celofán de diferentes colores y úsalos para mirar al cielo (o al mar si es posible). ¿Qué notas? ¿Hay diferentes colores? ¿El resultado de tus observaciones cambia al amanecer y al atardecer?




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *