¿Por qué las hojas cambian de color en otoño?

Todos disfrutamos de los colores de las hojas en otoño. El cambiante follaje de esta estación nunca deja de sorprendernos y deleitarnos, pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo y por qué una hoja de otoño cambia de color? ¿Por qué hay hojas, como la del arce, que se vuelven rojas brillantes? ¿De dónde vienen los tonos amarillos y naranjas?

Para responder a estas preguntas lo primero que tenemos que entender es qué son las hojas y qué es lo que hacen.

 

Conocemos la fotosíntesis

Podríamos decir que las hojas son las fábricas de alimentos de la naturaleza. Las plantas toman agua del suelo a través de sus raíces y toman un gas llamado dióxido de carbono del aire. Las plantas usan la luz solar para convertir el agua y el dióxido de carbono en oxígeno y glucosa. El oxígeno es un gas existente en el aire que necesitamos respirar y la glucosa es un tipo de azúcar. Las plantas usan la glucosa como alimento para obtener energía y como pilar fundamental para su crecimiento.

La forma en que las plantas convierten el agua y el dióxido de carbono en oxígeno y azúcar se llama fotosíntesis, que viene a significar “crecer con la luz”. Una sustancia química llamada clorofila ayuda a que se produzca la fotosíntesis, y es lo que le da a las plantas su color verde característico.

 

Las plantas en otoño se preparan para el invierno

Las plantas están ocupadas creciendo durante todo el verano y hasta que llega el otoño, pero en el fondo saben que los días oscuros y secos del invierno están llegando. A medida que los días se acortan, los árboles usan esta señal para saber que es el momento de comenzar a prepararse para el duro invierno.

Durante la fría estación no hay suficiente luz o agua para la fotosíntesis, lo que hace que muchos árboles descansen y vivan de la comida que almacenaron durante el verano en estos meses. Las plantas, en consecuencia, comienzan a cerrar sus fábricas de generación de alimentos y la clorofila verde desaparece de las hojas. Y a medida que el verde brillante se desvanece comenzamos a ver los colores amarillo y naranja, aunque lo cierto es que en pequeñas cantidades estos colores han estado en las hojas todo el tiempo, solo que no podíamos verlo por la fuerte acción de la clorofila, que los oculta.

Los tonos rojos y púrpuras brillantes que también vemos en las hojas se producen principalmente en el otoño. En algunos árboles la glucosa queda atrapada en las hojas aún después de que la fotosíntesis se detenga. La luz del sol y las noches frescas de otoño hacen que las hojas conviertan esta glucosa en un color rojo absolutamente precioso. Otros tonos, como el color marrón de árboles como los robles, están hechos de desechos que quedan en las hojas.

En definitiva, los bonitos tonos de las hojas en otoño se deben a una combinación de todas estas cosas, causantes de los hermosos colores del follaje del otoño que para suerte nuestra podemos disfrutar cada año.

 

hojas-otoño

 

 

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *