Normas de comportamiento en la escuela

Con el fin de que un niño o niña se pueda integrar en la sociedad y convivir sin problemas en la edad adulta, se le deben inculcar unas normas básicas de comportamiento. Si no se enseñase desde la infancia cuáles son los límites y qué tipo de pautas se deben seguir para facilitar una convivencia normal, los niños crecerían con la idea de que todo es válido según su punto de vista, y pasada la etapa de desarrollo tendrían muchos problemas de diversa índole.

Cómo deben ser las normas de comportamiento

En función de la edad, las normas de comportamiento deben establecerse de forma gradual. Es importante que los niños tengan unas normas claras y precisas, que les indiquen lo que pueden y lo que no pueden hacer en su vida cotidiana, tanto en casa como en la escuela.

Las normas deben ser realistas y referirse concretamente a diversas áreas. Por ejemplo, el respeto a la propiedad ajena, el trato con las personas de su entorno o los horarios a los que se van a hacer las cosas (como comer, jugar o irse a la cama), se irán proponiendo de forma clara.

La importancia de las normas obliga a los padres a estar de acuerdo a la hora de ponerlas, así como comunicarse con los educadores cuando llega la etapa escolar. Es probable que los niños intenten sobre todo al principio saltarse estas normas, y si además observan que no hay unanimidad entre sus mayores, harán todo lo posible por enfrentarlos para salirse con la suya. Si hubiera disparidad de opiniones, nunca debe dirimirse delante del niño la solución, así como tampoco desautorizar a la ligera las normas establecidas por un padre o profesor.

Con el fin de que el niño comprenda el porqué de las pautas que se le indican, es importante razonar con él y explicarle los beneficios que tiene seguirlas. Por ejemplo, se le puede comentar que las normas de comportamiento en la escuela le permitirán tener ventajas como llevarse mejor con sus compañeros, aspecto que los niños suelen valorar mucho debido a la importancia que otorgan a la aprobación de los demás.

La coherencia debe regir las normas, por ello no es recomendable la emisión de señales contradictorias que puedan confundir en este proceso educativo.

El papel de la escuela en las normas

Las normas de comportamiento en el colegio son un reflejo de la sociedad. Por ello deben establecerse de un modo similar a como se imponen en la vida cotidiana, aunque adaptadas a la edad de los niños, como es evidente.

Las normas en la escuela van a ayudar al niño a comprender que en todos los sitios, y no solo en su casa, hay aspectos que rigen la vida y que, por ello, debemos obrar en consecuencia.

 

Las normas de comportamiento en la escuela







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR