Qué cuna debes elegir para tu bebé

Una cuna es para un bebé tan importante como la cama es para un adulto, o incluso más. Debe ser un sitio totalmente cómodo, pero también seguro. El lugar donde el pequeño descansará cuando lo necesite, o simplemente cuando quiera. Ese sitio que debe estar en tu casa antes incluso de que esta nueva vida llegue al mundo.

La duda, cuando toca comprarla, es saber cuál opción elegir. Resulta que no hay un único tipo de cuna, al igual que no hay un único tipo de cama. Existen diferentes modelos a elegir en un mercado que, además, no deja de crecer y ampliarse con más y más propuestas que van satisfaciendo más y más necesidades.

 

mejores cunas bebés

 

Saber escoger es crucial, ya no solo por el bienestar del pequeño, sino también por el de toda la familia. Pero, como descubrirás si sigues leyendo, no es tan complicado dar con la cuna adecuada. Es una cuestión de tener claras las prioridades y, sobre todo, las condiciones de tu vivienda. Te lo explicamos todo al detalle.

 

¿Qué tipo de cuna escoger?

No existe un único tipo de cuna, eso es algo que ya hemos aclarado. La duda, obviamente, está en qué clase de cuna escoger para el bebé. Realmente, aquí no solo hay que pensar en las necesidades y la seguridad del pequeño, sino también en las de la familia.

¿Tu casa es grande o pequeña? ¿Soléis viajar a menudo? ¿Quieres algo fácil de mover o no te importa que se quede solo en un sitio? En función de estas preguntas, y de lo que consideres que necesitas para tu bebé, podrás elegir entre cualquiera de las diferentes opciones que te dejamos a continuación:

 

  • Cuna colecho

Las cunas colecho se consideran cunas como tal aunque, técnicamente, son como extensiones de las camas. Se colocan al lado de estas e incluso se pueden conectar con ellas a través de un sistema de agarre.

Su diseño se caracteriza porque solo tienen barrotes por tres caras, dejando una libre para que el bebé pueda ver a sus padres directamente y entrar en la cama si así lo desea, o si se mueve mucho mientras duerme. Es una opción muy aconsejable para padres primerizos o para los que se suelan preocupar más. Además existen muchas alternativas, y más de una de estas cunas colecho puede ser ideal si esta es la propuesta que encaja con lo que necesitas.

 

  • Cuna transportable

Su nombre deja poco margen de dudas. Las cunas transportables están pensadas para familias viajeras o que suelan cambiar de domicilio a lo largo del año. Son ideales en estos casos ya que son bastante ligeras, aunque seguras, y cuentan con sistemas de plegado fácil y se pueden mover sin problemas.

Además de esto, suelen traer ruedas incorporadas, lo que facilita su colocación en cualquier parte de la casa. Algunos modelos vienen también con bolsa de transporte incluida, dando un pequeño extra de facilidad. Como decimos, esta opción es la mejor si tienes viajes a la vista o no pasáis todo el año en la misma casa.

 

  • Cuna con cambiador

No son móviles en absoluto, pero sí que cuentan con un extra bastante bueno si tenéis poco espacio en la vivienda, o si os gusta tenerlo todo en un mismo sitio. Las cunas con cambiador incorporado traen, bajo el lecho en sí, varios cajones, o un miniarmario, en los que guardar ropa o productos para el cuidado y el bienestar de tu bebé.

Algunos modelos cuentan con un lateral extensible que sirve como cambiador. De esta forma, no tienes que comprar uno por separado, ya que solo tienes que manipularlas un poco para poder cambiar al pequeño cuando haga sus necesidades.

 

  • Cuna convertible

Las cunas más versátiles que hay, y las que más se suelen comprar. Las cunas convertibles son de las más populares en las familias modernas porque son mucho más que ese sitio donde el bebé puede dormir y/o descansar en general. De hecho, se pueden reaprovechar cuando el niño va creciendo.

Para empezar porque se pueden convertir también en camas. Es más, pueden ser muy útiles si se quiere poner en práctica el Método Montessori. Cabe decir también que son más caras, pero es el precio a pagar por un mueble que el bebé podrá usar durante mucho más tiempo que el resto de su familia.

 

tipos cunas bebés

 

  • Cuna tradicional

Poco se puede añadir sobre las cunas tradicionales. Son las opciones más baratas, aunque los modelos hechos con madera de mayor calidad y diseños más innovadores poco tienen que envidiar en precios a los modelos convertibles.

Los bebés pueden usar este tipo de cuna hasta los 3 años aproximadamente, y como máximo. Tienen tamaño limitado y las hay de muchas formas, tanto circulares como rectangulares. Son la opción más frecuente, pero no tienen por qué ser las más aconsejables.

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *