Etapas del desarrollo de la motricidad fina

Comencemos definiendo la motricidad como la capacidad del ser humano de generar movimientos por sí mismo. Esto ocurre cuando hay un adecuada coordinación entre el sistema nervioso, los órganos de los sentidos y el sistema musculoesquelético.

 

La motricidad se divide en gruesa y fina

La motricidad gruesa es la primera en aparecer y consiste en las distintas habilidades que el niño va adquiriendo para sostener la cabeza, mover los brazos, erguir el tronco, gatear, andar y posteriormente tener cada vez más fuerza, agilidad, velocidad y control sobre los movimientos.

La motricidad fina comienza a desarrollarse un poco después de la gruesa ya que requiere de precisión y coordinación. Con ella el pequeño va a poder agarrar objetos y usarlos como crea conveniente, consiguiendo experimentar con su entorno y estimulando el desarrollo de su inteligencia.

A continuación vamos a ver cómo se va desarrollando la motricidad fina según la edad del niño:
 


 

  • 0-6 meses

Al principio el bebé solo usa el tacto, alrededor de los dos meses su vista hace aparición y multiplica las sensaciones que percibe del entorno. El  reflejo prensil existe hasta los 5 meses más o menos. Gracias a este reflejo se agarra con fuerza a todo lo que se le acerca a la mano, ya sea nuestro dedo o algún juguete, y mientras dure esta reacción el bebé no tiene casi ningún control sobre sus manos.

A partir de los dos meses comienza a intentar coger los objetos mirándose las manos, relacionando a las dos partes implicadas, pero no será hasta los 4 o 5 meses cuando consiga lo que quiere sin necesidad de observar donde tiene las manos. Es un paso importantísimo en su desarrollo y le ha costado muchas equivocaciones llegar hasta aquí.

 

  • 6-12 meses

Puede sostener objetos durante unos segundos aunque todavía está inseguro en sus movimientos. Intenta agarrar todo lo que ve pero también empieza a observar antes las cosas. También comienza la etapa en la que todo acaba en su boca. Cuidado y mucha precaución, hay que evitar dejar a su alcance piezas con las que se pueda ahogar.  Intentará además golpear todo con los objetos que caen en su poder. Está experimentando con las reacciones que provoca a su alrededor.

 

  • 1-3 años

Consigue realizar otro logro clave: hacer la pinza con los deditos. Esto le dará un mayor control sobre el objeto que agarre pues podrá separar o introducir piezas dentro de otras. Coincide esta fase con el comienzo del gateo y sus primeros pasos.

Poco a poco podrá pasar las páginas de un libro, hacer pequeñas torres, doblar una hoja de papel, iniciarse en el dibujo con pequeños garabatos que se irán convirtiendo en círculos o cuadrados y quitar el envoltorio a las cosas.

Aparece la lateralidad de la mano derecha o izquierda, por lo que a la vez que nombra los objetos los va reconociendo minuciosamente.

 

  • 3-4 años

En esta etapa hablamos de atar cordones, abrochar y desabrochar botones grandes, cortar figuras con tijeras, escribir su nombre en mayúsculas y dibujar personas de manera muy simple con trazos rústicos.

Inician preescolar y hay que recalcar que no controlan aún del todo su sistema nervioso. Todo les supone un gran esfuerzo y no se caracterizan por tener paciencia. Así que debemos tenerla nosotros: nada sale a la primera, siempre que sea posible hay que dejar que ellos hagan las cosas aunque tarden más. Puede que no terminen o se equivoquen pero es la única forma de aprender. Nunca los regañemos, al contrario, animémosles siempre y celebremos sus pequeños logros. Para ellos son enormes.

 

  • 5 años en adelante

Llegada esta etapa ya dibujan diferenciando miembros, colores y hasta pequeños detalles. Cortan y pegan con autonomía. Comenzarán la primaria en la que aprenderán a leer y a escribir, un paso gigante en el desarrollo de su vida. Disfrútalo todo, no tengas prisa si en algún aspecto va más lento. Cada niño es un mundo y a lo mejor hace torres altísimas pero le cuesta un poquito usar la tijera. Ten paciencia y ayúdalo con una sonrisa, crecerá antes de lo que imaginas, así que vive cada instante junto a él.







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

1 Comentario

  1. Me encanta así la explicación, muy clara, muchas gracias .

    Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies