Estrategias para mejorar la lectura en los niños

Tener la capacidad de leer significa ser sensible a la belleza de las palabras y a sus delicados matices, y por ello, entre otras muchas cosas, es tan importante aprender a leer, y no solo hacerlo sino hacerlo bien.

Un alumno sabe leer cuando hace una fusión de la comprensión y la percepción de las palabras. En primaria, los niños están en una edad idónea para alcanzar una velocidad óptima de lectura y tienen, por así decirlo, una reserva casi inagotable de recursos para mejorar y adquirir nuevos conceptos, algo fundamental para su desarrollo.

 

¿Cómo enseñar a los niños a leer de forma rápida y eficaz? 

La regla general para leer más rápidamente es a través de la propia lectura, ya que a través de este proceso se mejora de manera notable la memoria y la atención de los pequeños con cada libro y cada lectura. Evidentemente todo dependerá también del rendimiento mental que muestre cada alumno, pero sin duda esta es una táctica positiva general.

Los adultos, cuando nos enfrentamos al importante proceso de enseñar a leer, ya sea como progenitores o como maestros, seguro que alguna vez nos preguntamos y cuestionamos en torno a la mejor forma que existe para inculcar la lectura a los niños y que consigan siempre cierto grado de satisfacción cuando lo hagan.

A la hora de la verdad cada maestro o padre resuelve a su manera este problema de mejorar las habilidades de lectura, sin escatimar esfuerzos mediante ejercicios y motivándoles de manera emocional e intelectual para que puedan desarrollar por sí mismos un interés y un progresivo amor por la lectura.

Es importante recordar que el amor y el interés por la lectura, solo puede darse  cuando el niño ya tenga cierta fluidez sobre la misma y no antes. Pero hasta que llegue ese momento, que puede ser antes o después según las habilidades y características de la niña o niño en cuestión, podemos ir realizando ejercicios para mejorar la velocidad de la lectura en los primeros cursos de primaria.

A través de ejercicios y técnicas especiales que activan los parámetros básicos de la lectura podemos: mejorar y trabajar la interpretación, la expresividad y la técnica.

 

Ejercicios para mejorar las habilidades de lectura

1. Ejercicios para desarrollar la claridad de la pronunciación: para esto podemos realizar, por ejemplo, ejercicios de entrenamiento de las articulaciones.

  • Respirar por la nariz y exhalar por la boca.
  • Inhalar, contener la respiración y exhalar.
  • Inhalar y exhalar en pequeños soplidos.

2. Ejercicios para desarrollar la atención con palabras y sílabas: para este caso podemos trabajar con palabras concretas para desarrollar la atención y mejorar también la pronunciación, como las onomatopeyas.

  • Caballos galopando: Cloc, cloc, cloc.
  • Reloj en marcha: tic, tac, tic, tac.
  • Movimient de serpiente: sssssssh, sssssssh

3. Ejercicios de comprensión de la lectura y de memoria: para este aspecto concreto actividades, como la lectura en voz baja y pausada, pueden ser muy beneficiosas. Al leer el silencio hay que poner más atención en lo que se lee. Tras la lectura puede ser efectivo realizar un texto sobre lo que se ha leído, o contarlo en voz alta.

4. Ejercicios que desarrollan la velocidad de lectura: para el tema de la velocidad es recomendable el uso de recursos como el de los trabalenguas, que requieren de práctica lectora para no atropellarse.

 

mejorar la lectura para niños

 





Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

3 Comentarios

  1. me gusta mucho por lo que diri que es excelente y sirve de ucha ayuda.

    Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR