La Educación Vial

Conocer las normas de circulación es mucho más que aprender a conducir, como piensan muchos adultos. La educación vial es de vital importancia para que todos, incluidos los más pequeños, puedan estar protegidos frente a incidencias y peligros. Por ello en los colegios se empiezan a desarrollar dinámicas para enseñar desde pequeños cómo deben comportarse cuando van por la calle, tanto si van caminando como si se suben al coche de sus papás. Las normas de seguridad vial para niños, incluso se empiezan a plantear como una asignatura dentro del programa escolar, lo que ya se ha puesto encima de la mesa en sucesivas ocasiones.

Juegos educativos

Especialmente con los más pequeños, el juego es uno de los mejores métodos de educación. Por ello podemos encontrar multitud de juegos de seguridad vial infantil, que se adaptan a la edad de quienes están aprendiendo.

Familiarizarse con las señales, por ejemplo, ayudará desde su más tierna infancia al niño a prestar atención a las normas, e incluso se pueden convertir en prescriptores de los adultos, que en ocasiones tienden a obviar estas señales poniendo en riesgo la seguridad de la circulación.

Algunas fundaciones y organismos suministran recursos educativos con los que enseñar educación vial infantil: como vídeos, carteles y juegos interactivos que les facilitan el aprendizaje y una mayor facilidad para recordar lo que significa cada uno de los distintos tipos de señales que hay por la calle, como los semáforos en rojo o las placas de prohibición y alerta. De este modo serán ellos mismos quienes sean conscientes de cuándo y por dónde tienen que cruzar una calle, de la importancia de ponerse el cinturón cuando suben a un coche o de llevar casco si van en bicicleta, entre otros asuntos.

Niños respetuosos, adultos responsables

Aprender desde pequeños las normas de seguridad no solo es un modo de enseñar cosas. También tiene mucho que ver con el desarrollo de las capacidades de los futuros adultos.

La educación vial para niños es más bien preventiva, una forma de trabajar a largo plazo en el conjunto de la sociedad, puesto que si un niño interioriza desde sus años iniciales la necesidad de someterse a unas normas por su propio beneficio, cuando se haga mayor le será mucho más sencillo aceptar, no solo las leyes de circulación, sino otras pautas que se le impongan por motivos similares.

Por esta razón, tanto padres como educadores, deben inculcar en los pequeños más que un simple conjunto de normas de circulación; inculcar también el respeto por estas es importante, dando además razones por las cuales nos resulta beneficioso acatar las normas. De ahí que, a menudo, se incluyan módulos de seguridad vial cuando se imparten clases de ética o materias similares.

Cuando se consigue que desde pequeños los niños aprendan a circular del modo correcto, la seguridad en las calles a la larga será mucho más efectiva y, dentro de unas décadas, quizás no estemos hablando de la educación vial como una alternativa o algo que se tenga que implantar, sino de una realidad que tendrá lugar en todos los colegios para seguir creando mentes responsables.

 

La educación vial y normas de seguridad para niños





Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR