5 ventajas de escribir la carta a los Reyes Magos con tus hijos

carta de los reyes magosDe un tiempo a esta parte, hay cierta polémica con que si los niños deben creer en los Reyes Magos, Papá Noel o el Ratoncito Pérez. Unos opinan que les mentimos mientras les educamos diciéndoles que es malo mentir. Otros que la fantasía y la ilusión justifican todo. Cada uno tiene su particular visión, desde luego, pero hay algo claro, y es que es muy complicado decirles la verdad desde pequeños cuando viven en una sociedad que no lo hace, rodeado de niños que “creen”. Así que, independientemente de la opinión personal, podemos quedarnos con la parte mágica de la Navidad y darle ciertos matices mientras escribimos con ellos la carta a los reyes. Así tendrán la ilusión pero también serán más conscientes y dejaremos el consumismo feroz de estas fechas lo más lejos posible.

Ten en cuenta estos consejos y tu hijo te lo agradecerá, aunque aún no lo sepa entender:

 

  1. Valorar las cosas

Frenemos el consumismo desmedido limitando el acceso a los catálogos de los grandes almacenes y las visitas a las jugueterías, así como la saturación de la publicidad en los medios. Es la única forma de que el niño le dé su justo valor a las cosas a la vez que le invitamos a pensar qué quiere o necesita realmente. Podemos hablar con él sobre lo que le gusta hacer (pintar, cocinar, armar puzzles, jugar con muñecos…) y pedir regalos relacionados con estas actividades, que serán los que le alegren y use realmente. Así evitaremos que queden arrinconados al rato de abrirlos.

 

  1. Estimular la solidaridad

Es muy importante que el niño sea consciente de que hay más niños en el mundo y que hay que “repartir” para todos. Por una parte tendremos clara la cantidad de regalos que puede pedir para que así disfrute de lo que reciba. Los expertos recomiendan 4 regalos por niño. Suficientes para divertirse y hacerles el caso que merece a cada juego o juguete. Además, sería interesante que donara los juguetes que ya no use y estén en buen estado (o alguno nuevo que podamos comprar) en alguna colecta navideña para niños desfavorecidos. Les podemos decir que luego los reyes se los dan a estos niños, como si él fuera ayudante de sus majestades. Seguro le hace ilusión y le vuelve más solidario.

 

  1. Pensar en regalos inmateriales

Esta es una bonita idea para que se den cuenta de que hay cosas que nos hacen felices y que no se pueden tocar. Por ejemplo, pedir ver más a los abuelos si están lejos, o que las guerras se acaben, o que la gente se enfade menos y se ría más. Déjalo que piense y seguro que te sorprende qué deseos se le ocurren.

 

  1. Trabajar la sinceridad

Hay que contarles a los reyes como se han portado en el año, así que lo bueno y lo no tan bueno debe ir en esa carta. Es un momento genial para recordar y hacer balance de su comportamiento y su forma de actuar. Habla, ríe y comparte con tu hijo todos las anécdotas de las que os acordéis.

 

  1. Dar rienda suelta a la creatividad

Puede pintar la carta, hacerle dibujos, cenefas o decorarla con purpurina o lazos. Lo que le dé la gana para personalizar su carta especial. Ayúdalo en lo que necesite para que se sienta orgulloso y feliz.

 

¡Felices Reyes!







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR