Los niños aprenden ensuciando

Si tus hijos cuando juegan se ensucian de pies a cabeza, no te preocupes, pues es algo totalmente natural y lo mejor que puedes hacer como padre/madre es saber apreciarlo y disfrutarlo.

Explorar el mundo, tocar la realidad con las manos y el cuerpo, es fundamental para que los niños se acerquen al universo que les rodea, y no hay mejor forma de lograrlo que estrujando, aplastando y manoseando todo lo que haya en su entorno. Por eso no debes temer que los niños se ensucien pues, gracias a esta experiencia, consiguen expresar con mayor facilidad sus emociones, así como descubrir nuevas cosas de su alrededor.

Cuando tus hijos comiencen a ensuciarse, significará que están comenzando a descubrir su mundo, lo cual es maravilloso, y que como adultos sepamos controlarnos (sobre todo si somos algo obsesivos con la limpieza) será vital para no coartar la capacidad inmensa de aprendizaje y de curiosidad que los niños tienen.

Si aun así las manchas te sacan un poco de quicio, recuerda que:

  • Es una etapa más y forma parte de su desarrollo y crecimiento, ten presente que su aprendizaje está precisamente en lo que experimente con su entorno.
  • No te obsesiones con la limpieza, podría llegar a influir en tus hijos y generar en ellos miedos o manías poco saludables y racionales.
  • Piensa antes de actuar y permite que se ensucien manteniendo unos márgenes razonables de equilibrio.
  • No regañes ni ridiculices a los más pequeños cuando se hayan ensuciado jugando. Recuerda que para ellos jugar es felicidad plena, y que no tienen aún el concepto de limpieza y de cuidado que tenemos los mayores, es decir, que no lo hacen aposta ni hacen nada malo.
  • Mantén determinados límites y enseña a los niños en qué lugares se puede jugar con agua, tierra…etc., y en qué otros lugares debe respetarse un cierto orden o unas ciertas normas.

niña ensuciandose

Ideas de actividades para poner en práctica

  • Body Painting. Escoge un espacio de la casa que puedas ensuciar. Si no lo tienes, forra las paredes y el suelo con papel y pon a disposición de los peques algunas pinturas de colores no tóxicas. ¡Y a decorar el cuerpo se ha dicho!
  • Arcilla para modelar. Moldear y crear figuras con materiales como la arcilla es realmente fascinante para los pequeñines. Compra un poco y juega con ellos a crear animales y objetos llenos de fantasía.
  • Masa para cocinar. Prepara un poco de masa para galletas y permite que tus hijos dejen volar su imaginación mientras la manipulan.
  • Pintura de dedos. Con esta actividad los peques darán rienda suelta a su creatividad de forma original y muy divertida. Para poder pintar con pintura de dedos es recomendable que tu hijo/a use toda la mano y vaya haciendo diversos movimientos. También podéis seguir estas indicaciones:
  1. Haz que el niño/a estampe toda la mano mojada en la pintura sobre una cartulina.
  2. Jugad a estampar las huellas dactilares. Estampad el dedo meñique, el pulgar de forma rotatoria, el puño, un lado de la mano…
  3. Guía a tus hijos para que tracen líneas de izquierda a derecha con su dedo índice hasta llenar toda la hoja. Haz que repitan la actividad en otra hoja trazando líneas de derecha a izquierda y de arriba a abajo.
  4. Agrega un poco de agua a la pintura de dedos para que la consistencia sea más líquida y pega un trozo de cartulina en la pared. Junto a los peques de la casa, vierte un poco de pintura sobre el papel y observa como la gravedad hace bajar las gotas de pintura dejando a su paso líneas de diversos colores.
  5. Usa papeles que destiñan, como el papel crepé, crepado o globo, y mójalos en el agua para, con pequeños toques, pintar después sobre otro papel. ¡El resultado es fascinante!

 

Lo importante es crear y no ensuciarse

Dibujar, pintar, colorear…ensuciarse, en definitiva, suele ser sinónimo de juego y de creatividad en estado puro, lo que permite que los niños se expresen y aprendan infinidad de cosas, y eso es lo que debe primar en un padre o una madre y no tanto el hecho superficial de que la ropa dure limpia y banca todo el día.

Acompañar a los peques en su exploración del mundo también es muy importante y les aportará seguridad en sí mismos y confianza en los suyos. Establecer y permitir juegos también en casa que suelan estar relacionados con el ensuciarse, hará que los peques no se coarten a la hora de crear y que puedan realizar auténticas obras de arte dignas de un gran museo.

No olvides que este tipo de actividades ayudan a los niños a desarrollar destrezas, a expresarse y a afianzar lazos si permites que los juegos se hagan en familia, garantizando no solo la libertad de expresión y de movimiento, sino también la diversión asegurada en casa.

¡Ponlo en práctica!




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *