Manualidades para el día de Pascua

Decoramos huevos para regalar

Generalmente, los huevos que tienden a regalarse en Semana Santa y, especialmente, el lunes de Pascua, son de chocolate y contienen en su interior alguna sorpresa u obsequio pensado habitualmente para los más pequeños. Pero los huevos de Pascua no siempre fueron de chocolate, y hoy queremos proponeros algunas alternativas artísticas para que podáis disfrutar de vuestro huevo de Pascua y regalárselo a vuestros familiares. De este modo, podemos utilizar un huevo de gallina normal y pintarlo aportando ideas de cada uno, participando toda la familia así en la búsqueda del huevo de Pascua más bonito del mundo. Aunque los motivos que se siguen en la decoración de estos huevos suelen estar relacionados con detalles religiosos (peces, trigo, uvas, corderos…), también se ha extendido mucho la costumbre de decorarlos con motivos geométricos o casi con cualquier cosa que se nos ocurra. Y es que, ¡las posibilidades son  infinitas!

En el Bosque de Fantasías nos encantan los detalles originales y únicos, y por ello hemos elaborado una serie de ejemplos que seguro os encantarán. Un huevo de Pascua con forma de payaso, otro con forma de conejo y otro algo más sencillo en forma de mariquita. ¡Vamos con ellos!

 

PRIMER PASO: CÓMO UTILIZAR LOS HUEVOS

Para comenzar a decorar nuestros huevos y que no se nos rompan, existen al menos dos posibilidades, aunque si no queréis complicaros os recomendamos sin dudarlo la primera, que consiste simplemente en cocer el huevo lo máximo posible para conseguir que su interior sea fuerte y resistente.

La segunda opción es introducir un alfiler en uno de los extremos del huevo e ir poco a poco, y sin romper la cáscara, vaciando el interior. Tras esto, introduciremos cera derretida que al solidificar, convertirá nuestro huevo en casi irrompible. Recordad que para realizar cualquiera de estos pasos necesitamos a nuestros papás o a cualquier otro familiar adulto.

 

MATERIALES BÁSICOS

  • Huevos
  • Rotuladores de colores
  • Cartulina y tijeras
  • Aguja e hilo
  • Pegamento
  • Fieltro o goma-eva
  • Temperas

__________________________

 

 

HUEVO CON FORMA DE PAYASO

Para empezar nuestro huevo con forma de payaso hemos pensado en dos posibilidades, una algo más sencilla y otra más complicada.

Primera: consiste en realizar un cono de cartulina con la forma de esos gorrros que vemos en los cumples y en Navidad. Una vez elaborado el cono, siguiendo la circunferencia del huevo, podremos decorarlo con los motivos que prefiramos, aunque unos círculos de colores siempre serán una buena opción para un payaso. Después, con un rotulador, iremos perfilando en el huevo ojos, nariz y boca triste o sonriente, según el tipo de payaso que queramos conseguir. Por último, elaboraremos el cuello del traje del payaso también en cartulina que, además de adornar, nos servirá de base para equilibrar el huevo.

El cuello podemos hacerlo con dicha tira de cartulina, la cual deberemos ir doblando en forma de espiral hacia arriba y hacia abajo, tipo acordeón, para conseguir mejor el efecto del cuello de un traje clásico de payaso o gola.  Si introducimos en el cuello una aguja con hilo, podremos reducir la circunferencia de la cartulina en espiral a la medida que queramos, como si de coser una prenda de vestir se tratara.

 

Segunda: el segundo modelo de payaso es algo más complicado dada la utilización de muchos más materiales, pero el resultado que conseguiremos será espectacular. En este caso pintaremos el huevo entero del color que queramos y lo colocaremos en vertical sobre una base de fieltro azul que hará la función de base y pies del payaso. Después, con cartulina, elaboraremos una circunferencia para la cabeza del payaso, un sencillo gorro para colocar en la parte superior de la misma, unas grandes manos que colocaremos a izquierda y derecha de los laterales del huevo, y por último, orejas, nariz, boca y ojos. Aunque estos detalles también podemos pintarlos, o elaborarlos en fieltro para diferenciar texturas. Los ojos, como en este caso, pueden ser de plástico móviles para dar mayor realismo.

Por último, y para dar estabilidad a nuestro payaso, podremos colocar en la parte trasera un palito de helado o de los que encontrarás en las zonas comerciales para hacer manualidades (¡como los que usan los médicos!) o situar al payaso (el huevo) sobre un rollo de papel de baño o base de plastilina, pasta, etc.

Y… ¡tacháaaaaaan! ¡Nuestro payaso está terminado! Añade si quieres algunos detalles más, como unos pompones o una gran pajarita o lazo para que vaya bien guapo.

 

HUEVO PAYASO

 

HUEVO CON FORMA DE CONEJO

El modelo de huevo con forma de conejo es mucho más sencillo que el del payaso. Tan solo deberemos pintar el huevo con ayuda de un rotulador (ojos, naricilla, boca, dientes…) Después, y para dar el toque verdaderamente original y gracioso a este huevo, dibujaremos en un trozo de goma-eva dos orejitas largas con forma de conejo, que simplemente deberemos recortar y pegar en la parte trasera-superior del huevo. Para que el huevo se sujete podemos sujetarlo sobre un rollo de papel de baño o sobre una base de plastilina o pasta para modelar. Si tras este paso no queremos que la base de nuestro huevo se vea, podemos decorar su alrededor con trozos o restos de tela o lana que simulen una bufanda o traje.

¡Y ya tenemos nuestro huevo con forma de conejo listo con estos sencillos pasos¿ Tan solo, y si queremos añadirle más realismo, podemos pegar en la zona de los ojos unos adhesivos móviles, que podremos encontrar fácilmente en cualquier superficie comercial.

 

HUEVO CONEJO

 

 

HUEVO CON FORMA DE MARIQUITA

Por último, queremos presentaros el modelo más sencillo de todos. Se trata de un huevo con forma de mariquita que conseguiremos tan solo pintando el huevo en horizontal con temperas de color rojo, negro y blanco como ves en la imagen, y siguiendo las características habituales físicas que posee este simpático insecto.

 

HUEVO MARIQUITA

 

 

¡¿Has visto que fácil y divertido?! Elige tu modelo y sorprende a los tuyos con el mejor huevo de Pascua.





Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR