Cómo actuar ante conductas agresivas en niños

Tiende a ser habitual que, durante algún momento de la infancia, los niños pasen por diferentes tipos de conductas agresivas. Como padres, cuando esto ocurre, nos preguntamos qué les estará pasando a nuestros hijos, pero no solemos preguntarnos si nos estará ocurriendo algo a nosotros o estaremos haciendo algo mal.

En la vida suele suceder que nuestro comportamiento, además de responder a las consecuencias de nuestros propios actos, puede responder también a los actos de los demás y a cómo influyen en nosotros.

Esto hace que, cuando nuestros hijos se enfrenten a un mal comportamiento o parezca que atraviesan una mala etapa de irritabilidad o agresividad, nos preguntemos seriamente si estamos haciendo como padres y educadores todo lo que nos corresponde. Y esto es muy importante, ya que el mínimo gesto o palabra por nuestra parte, aunque a priori no tenga ninguna importancia, puede ser algo decisivo para los más pequeños.




Cosas a evitar como padres que pueden influir en la conducta de nuestros hijos

  • No exageres nunca las situaciones que sucedan en el seno familiar, reflexiona y actúa siempre con calma.
  • No grites a tus hijos, ya que este hecho solo suele conducir a una dinámica de agresividad mutua y a un clima de tensión poco o nada beneficioso.
  • Cuenta hasta diez cuando creas que vas a perder los nervios. Esto servirá para calmarte y para afrontar el problema con sensatez.
  • No esperes tener siempre la razón y no olvides tener en cuenta la opinión de tus hijos ante un problema o conflicto.
  • La violencia nunca jamás puede ser una excusa ante un hijo que muestra conductas agresivas de cualquier grado. La violencia no está justificada en ningún caso ni situación de la vida. No lo olvides.
  • Si tiendes a caer en la agresividad o en los castigos y en la imposición de la fuerza cuando crees que tus hijos no se han comportado bien, solo tú tendrás la culpa de que caigan en situaciones y comportamientos negativos. Predica con el ejemplo.
  • No pongas al alcance de tus hijos todo tipo de tecnología sin vigilancia y mucho menos para evitar que te molesten. Las cosas que leemos o que vemos pueden estar llenas de contenidos negativos como el racismo o la violencia, muy perjudiciales para todos y sobre todo para la infancia, ya que en esta etapa las personas aún no son capaces de racionalizar la información, pudiendo influir en su conducta y en su formación y desarrollo.
  • No caigas en provocaciones típicas de la juventud, ya que de esta forma solo conseguirás ir por donde tu hijo quiere llevarte, perdiendo tu papel de padre/madre y de autoridad familiar.
  • No olvides que ejercer de figura responsable y de autoridad en un grupo, en este caso la familia, nunca se consigue por el camino de la fuerza. El diálogo, la empatía y la reflexión serán tus únicas armas.






Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

1 Comentario

  1. Que hago cuando mi hijo pasa por distintos estados de ánimos ante una negativa el tiene síndrome de espectro autista y se me hace muy difícil algunas situaciones tan cotidianas como que se bañe o haga su tarea si me trata como si fuera un extraña a momentos y a los 5 minutos me dice que me quiere y me vuelve a odiar de nuevo.Estoy deseperada el solo tiene 9 años.

    Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies