Trucos para enseñar las tablas de multiplicar

Aprender las tablas de multiplicar es un proceso de memorización que requiere de esfuerzo por parte del niño, los maestros y los padres. El niño puede tardar hasta dos años en realizar este importantísimo aprendizaje, pero existe una edad concreta y fabulosa para aprender de memoria las multiplicaciones sin que se les olviden nunca jamás durante el resto de sus vidas.

 

Sencillos trucos que facilitarán el aprendizaje de las tablas de multiplicar

Hacer retos de memoria

Los niños tienen gran capacidad de activar su memoria y de ponerla en funcionamiento mejor que cualquier adulto, pero es importante que la realización de este proceso no sea tediosa para que nunca vean el aprendizaje como un castigo. Se puede plantear mejor todo como un juego que, además de divertido, plantee el aprendizaje de las tablas como todo un reto.

Si tu hijo se enfrenta por primera vez a las tablas juega con él. Si se está aprendiendo la tabla del 3, por ejemplo, deja que se la aprenda en orden y luego cuando la domine bien, ponle el reto de sabérsela desordenada. Pregúntale el resultado de alguna (por ejemplo 3×5) mientras se está bañando, antes de irse a la cama, mientras está jugando…, ya que será una forma de ponerlo a prueba sin que se sienta presionado. Pon énfasis en aquella que más se le olvide.

 

Hay tablas más fáciles que otras ¡Aprovéchalas!

La tabla del 1, del 2, del 5 y del 9 resultan las tablas más fáciles para los niños.

  • La tabla del 1 siempre da como resultado el mismo número.
  • La tabla del 2 puede aprenderla con canciones porque es muy rítmica y eso facilita el aprendizaje: “2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, 6 y 2 son 8 y 8 16”.
  • En la tabla del 5 los resultados siempre terminan en 0 o 5. Los resultados son 0,5,10,15,20,25,30,35,40,45,50.
  • La tabla del 9 suele ser fácil porque cuando toca aprenderla ya los niños se saben el resto de las tablas y ésta resulta sencilla con tan solo cambiar los multiplicandos. En vez de 9×2, el niño se acordará de la tabla del 2 y en su cabeza podrá dar la vuelta a 2×9.
  • La tabla del 6 puede ser más fácil con este truco

La tabla del 6 no es tan sencilla, pero puede ayudarle el sonido en los resultados par. El resultado de los números pares en la tabla del 6 termina en un número igual a su multiplicando:

  • 6x2=12
  • 6x4=24
  • 6x6=36
  • 6x8=48
  • 6x10=60

Si alguna tabla le está costando a tu hijo, no lo presiones y deja que descanse por un par de días. Busca otra forma de ayudarlo y comienza de nuevo. Si sale mal un examen después de su esfuerzo, busca otra forma de enseñarle. Después de todo, lo que queremos es que el niño o la niña aprendan la multiplicación para toda la vida y no solo para pasar un examen.

En el camino por este aprendizaje básico, felicítalo siempre por sus avances y jamás le digas que las tablas son muy fáciles de aprender, ya que los niños necesitan pensar que van asumiendo y superando los retos que se les presentan.




Autor: Almudena Orellana

Almudena Orellana es cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías y escritora creativa y redactora jefe del mismo. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *