Qué son las fábulas y qué pueden aportar al aprendizaje

Una fábula es una historia breve que nos enseña una lección o moral. Es muy habitual que los protagonistas de las fábulas sean animales, muchas veces con características humanas, que sirven para conducir al lector a través de la enseñanza o mensaje.

Los mensajes de las fábulas suelen ser valores positivos, educativos o motivacionales, y por ello se trata de historias (bien contadas de forma oral o leídas) que iban siendo trasmitidas de padres a hijos generación tras generación.  Al ser breves, son historias también ideales para transmitir a los más pequeños antes de irse a la cama, y por su sencillez es fácil que los niños comprendan bien la moraleja de dichas historias.

Esa transmisión ha hecho que, durante años, los niños hayan aprendido la importancia de ser amables, desinteresados y generosos a través de fábulas tan conocidas como “La tortuga y la liebre” o “El león y el ratón”, ambas en este caso de Esopo. De hecho, muchos dichos comunes provienen de fábulas suyas, como por ejemplo la idea de que “la honestidad es la mejor política” o que hay que “mira antes de saltar”. Aunque hay más escritores populares de fábulas, como Samaniego, Esopo sin duda es uno de los más conocidos, y se cree que fue un esclavo griego que inventaba historias, aunque no existe ninguna certeza en realidad de que él inventase aquellas historias tan populares.  Lo que sí es seguro, sin embargo, es que las fábulas de Esopo, como muchas otras, son eternas y tan maravillosas que no dejan de contarse y siguen siendo útiles a día de hoy.

 

beneficios-fábulas-niños

 

 

Beneficios de leer fábulas en familia

Los niños que están acostumbrados a escuchar historias de ficción y fábulas es probable que tengan un vocabulario más rico y avanzado, una mejor comprensión de las historias, una naturaleza más amable y una tendencia a la empatía  y a un mejor comportamiento social. Pero no solo eso, porque al aprender lecciones a través de la ficción, también podemos ayudar a nuestros hijos a comprender mejor sus estudios escolares y a mejorar sus técnicas, gracias entre otras cosas a ese nivel más avanzado de lectura y de capacidad de análisis.

El acto de leer fábulas y cuentos a los niños también puede aumentar los lazos de afecto familiar, al crear un entorno de preguntas y respuestas en el que el niño puede cuestionar la naturaleza de la historia y hacer diferentes cuestiones, y los padres buscar formas de explicar las metáforas y las enseñanzas de forma sencilla, convirtiéndose en guías infatigables de sus peques. Además, la lectura en grupo y en familia es un excelente lenitivo contra el estrés y los días grises, por lo que todo son ventajas.

En conclusión, debemos reservar algo de nuestro tiempo como padres para educar a nuestros hijos con historias, fábulas y leyendas, porque nunca será tiempo perdido por múltiples razones.

 

 

Ideas para leer fábulas a los más pequeños y acertar

  • Sean más o menos fáciles de comprender, las fábulas pueden entenderse mucho mejor y ser más accesibles a los niños pequeños si ponemos un verdadero empeño a la hora de narrarlas. Por ejemplo, para transmitir el mensaje completo de una fábula triste, debería contarse con un tono de voz triste o viceversa, y con efusividad y una buena entonación siempre.
  • Es muy importante leer cuentos y fábulas a los niños de tal manera que les atraiga, y hacerlo requiere de un conjunto de habilidades especiales. Por ejemplo, debemos aprender a controlar el volumen y la entonación de nuestra voz. El comportamiento y los gestos de cada personaje en una historia de ficción deben considerarse cuidadosamente y distinguirse también, para que el niño pueda entender fácilmente el mensaje y sentirse más interesado por la narración en general.
  • Se recomienda que cuando leamos estas historias a los más pequeños, elijamos una fábula que sepamos que va a tener un efecto positivo en el bienestar mental del niño o niña en cuestión. Por eso es muy importante que primero estudiemos el contenido, para asegurarnos de que sea aceptable y no sea demasiado complicado o inapropiado. Algo que puedes ahorrarte en las fábulas del Bosque de Fantasías, que ya han sido cuidadosamente revisadas, seleccionadas, y en ocasiones versionadas con un toque más actual, eliminando todos aquellos contenidos poco adecuados que estos escritos tan antiguos pueden llegar a albergar.

 

fábulas para niños

 

Asegurarse de elegir una historia que tenga motivaciones positivas y/o que infunda buenos valores  es fundamental para que, además de ser algo que nos divierta y entretenga, nos haga aprender cosas importantes y valiosas para la vida, como la amistad, la generosidad o la empatía y el respeto a los demás. Sin duda es importante explicar claramente la diferencia entre el buen comportamiento y el mal comportamiento a los niños, y las fábulas pueden ser un mecanismo para hacerlo sensacional y lleno de magia y de fantasía.

 

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *