Los niños pueden tener fobias al regresar a la escuela

Cada año, con el regreso al aula y el inicio del año escolar, se puede observar fácilmente cómo muchos niños sufren lo que se denomina “fobias de regreso a clase”. Es cierto que esa vuelta a la rutina también suele afectar a los adultos y que es algo que entra dentro de lo normal, pero es importante que estemos atentos porque los niños pequeños no disponen de los mismos mecanismos de autodefensa que los mayores.

Por eso, para aprender a ver e identificar este tipo de fobias y angustias que pueden sufrir los peques con la vuelta al cole, analizamos en qué consisten las más habituales y qué se puede hacer para evitarlas y/o ponerles solución.

 

vuelta al cole

 

 

Causas por las que se puede tener miedo al cole

 

  • Tristeza por un bonito verano

Algunos niños tienen dificultades para adaptarse al regreso a la escuela porque han tenido un gran verano. Si  tu hijo ha tenido la suerte de viajar mucho, o ha pasado un verano fantástico en compañía de amigos y familiares, es probable que tenga dificultades para asimilar que se ha acabado y que hay que volver a acostumbrarse a la tarea, tomar asiento, etc.

– Qué hacer: el tiempo y la consistencia es un factor crítico aquí. Si bien es importante estar atento a las molestias que puedan surgir en el niño/a, es necesario que también se responsabilice de ellas y se acostumbre.

 

  • Ansiedad por el miedo al trabajo y los resultados

Para muchos niños de edades tempranas, hasta ahora todo lo que han tenido que hacer en relación con el curso escolar era presentarse y prestar atención para obtener buenos resultados y obtener buenas calificaciones en tareas sencillas, sin demasiada responsabilidad. Algo que cambia cuando los niños vuelven al cole y deben enfrentarse al comienzo de la primaria, donde tendrán que aprender y trabajar mucho más.

– Qué hacer: no hay necesidad de entrar en pánico, ya que esto es algo natural por lo que todos pasamos. Asegúrate de que el niño sepa que esto es normal y de que comience a adquirir habilidades y hábitos de estudio para aprender a manejar sus tiempos y sus niveles de estrés.

 

  • Fobias por malas o anticipadas experiencias

Las angustias a menudo comienzan con una mala experiencia en la escuela o una mala experiencia que se anticipa porque se imagina o se prevé. Si queremos saber cuándo esto puede pasar de algo normal a fobia, uno de los signos principales será el miedo, que deberá darse en un nivel desproporcionado con respecto a la causa.

– Qué hacer: identifica la mala experiencia o la mala experiencia anticipada. Para ello, a veces tan solo hablarlo puede disminuir o eliminar el miedo. Cuando lo anterior no funcione, será hora de pedir cita con el médico de familia o de encontrar un especialista en fobias infantiles. No dudes en tomar medidas de este tipo cuando creas que tu hijo o hija tiene fobia a la idea de ir al cole, porque cuanto más tiempo pase más difícil será revertir la situación.

 

 

Cómo ayudar a los hijos a superar la angustia

Las transiciones entre las vacaciones y la vuelta al cole puede ser estresante para los niños, especialmente si el cambio implica conocer a mucha gente nueva y/o hacer nuevos amigos. En casos extremos, los niños pueden expresar rabia, tristeza o enfado por tener que ir al cole y mostrarse reacios (o negarse en rotundo) a participar ni hablar con los demás.

Muchos niños pueden sentirse incómodos al reconocer cualquier temor acerca de comenzar algo nuevo, como por ejemplo el ir al cole, por eso es muy importante la observación por parte de los padres. La forma en que tu hijo anticipe esos cambios dependerá en buena medida de su temperamento y de sus experiencias previas con cosas como el esfuerzo o las novedades.

Algunos niños también pueden sentirse avergonzados por su dependencia de los amigos o por sus temores ante nuevas situaciones relacionadas, como que un antiguo amigo haya cambiado de cole, así que no te olvides de dar todo tu apoyo en estas situaciones y transiciones difíciles.

 

vuelta al cole-fobias

 

Pero ten en cuenta que podrás ayudar mucho mejor a tus peques, cuando se encuentren en esta situación, conversando y preguntando específicamente qué es lo que les preocupa. Prueba a decir cosas como: “sé que puede ser difícil al principio si no se conoce a nadie, pero sé que harás nuevos y muy buenos amigos. Eres bueno y muy divertido, así que en cuanto te conozcan estarán deseando pasar el tiempo contigo”.

Permite que tus hijos sepan que crees en ellos y enumera sus fortalezas, pues es una buena manera de darles apoyo y recordarles que tienen las habilidades suficientes como para enfrentar nuevas situaciones en la vida. Por otro lado, hazles saber también que tener miedo o sentirse angustiado por el fin de las vacaciones es algo normal y que no son los únicos niños que sentirán de la misma forma. Otra buena idea puede ser el recordar a los niños sus experiencias previas en torno a hacer nuevos amigos o cosas nuevas de otro tipo, porque eso les ayudará a ganar la confianza que necesitan para tener éxito en cada nueva situación.

En situaciones como éstas, cuando los niños expresan temores sobre comenzar algo nuevo y necesitan salir de ello, puede ser tentador el dejarlos en paz y pensar que se les pasará o que están siendo egoístas. Sin embargo, es importante recordar que enfrentar con éxito un desafío como este precisa de confianza y de mucho amor, y esa será la clave de que el éxito ante las nuevas situaciones continúe también en cada paso que den en el futuro.

¡Merece la pena!




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *