Ser madre equivale a tener dos trabajos y medio, según un estudio

De acuerdo con un estudio realizado en los Estados Unidos por parte de una compañía alimentaria, Welch’s, relativo a mujeres que trabajan fuera del hogar y con hijos entre 5 y 12 años, sabemos que muchas mujeres siguen manteniéndose  activas tras la vuelta a casa del trabajo, sumando un total de horas de trabajo a la semana que se sitúa entre las 98 y las 100 horas semanales.

Si tenemos en cuenta que una jornada de trabajo semanal es de aproximadamente 39 horas, esto equivale a 2 trabajos y medio, lo que significa una jornada de trabajo pagada y una jornada y media sin remuneración económica de ningún tipo.

 

¿Podría este estudio haberse quedado corto?

El trabajo de una madre comienza bien temprano en la mañana alrededor de las 7/8 am. Preparar a los niños para ir a la escuela, el desayuno, la ropa escolar, a veces llevarlos… Luego, tras todo esto, la mujer debe estar preparada para ir a su trabajo remunerado, del cual debe salir antes de que los niños salgan del colegio para poder recogerlos a tiempo. Tras esto, y después de llegar a casa, de hacer la cena, de bañar a los niños, de darles de cenar y prepararlos para dormir… puede que hayan llegado ya las 10 de la noche o quizá más.

Por supuesto estas variantes pueden cambiar de una situación a otra y de unas mujeres a otras, pero según las mujeres que fueron insertas en el estudio, parece quedar claro que repartir las tareas en el hogar y en la pareja es algo necesario y sobre lo que aún falta mucha concienciación.

Por si fuera poco, a esta realidad es necesario sumarle las horas del fin de semana, ya que suele ser el tiempo que se emplea para lavar, planchar, hacer tareas, ir al supermercado o  a cualquier otra tarea pendiente que no haya habido tiempo de realizar durante la semana.

En definitiva, el estudio parece dejar claro que una madre necesita estar de guardia todo el día y la noche, y ya se trate de una emergencia o no o de si es día de fiesta o laboral. Incluso, es posible que el estudio en realidad se haya quedado corto con respecto a las horas de trabajo al día que tiene una mujer habitualmente y sobre todo cuando es madre.

Una madre que trabaja fuera y dentro del hogar puede ser una madre estresada que necesita tiempo para relajarse. El relajamiento semanal se traduce en mayor calidad de vida y de tiempo con los hijos y no con las tareas diarias. Buscar la ayuda de otras personas profesionales de la educación y del cuidado de los más pequeños es algo que debería tenerse en cuenta, así como el reparto equitativo de las obligaciones que como padres una pareja acarrea, a partes iguales.




Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *