La literatura infantil, una enriquecedora forma de aprender divirtiéndose

Hoy en día abunda la información sobre psicología online, por lo que en cualquier momento podemos informarnos en Internet sobre los beneficios que aporta a nuestro bienestar psicológico cualquier tipo de actividad. Pues bien, en las siguientes líneas vamos a hablar sobre lo beneficiosa que puede resultar la literatura infantil para los más pequeños.

Estos son algunos beneficios de la literatura infantil

Entre otros muchos beneficios, de la literatura infantil cabe destacar que se trata de una actividad que refuerza la relación entre el lector, que puede ser uno de los padres, un profesor, terapeuta, etc., y el niño, haciendo más estrecho el vínculo entre los dos.

De este modo se crea una relación entre ambos en la que media la fantasía, pudiendo así compartirse y experimentar con emociones y lenguajes que no aparecerían de otro modo. Así, el libro se transformaría en un tercero que hace de mediador en la relación de ambos, convirtiéndose en punto de encuentro obligado para que surja la intersubjetividad primaria.

A través de la literatura y la tradición oral se promueve la aparición del lenguaje y su establecimiento, dando lugar a un vocabulario más extenso y un reconocimiento, tanto en sí mismo como en los demás, de diferentes emociones y experiencias que se reflejarán después en la capacidad de actuar con mayor empatía y asertividad.

Hay que tener en cuenta, a su vez, que la literatura es una actividad que estimula la imaginación, aporta información y da la posibilidad de llegar allá donde en principio las circunstancias nos limitan. Con los libros se puede conocer tanto el mundo más cercano como el más lejano.
 
beneficios lectura niños
 
Los cuentos infantiles presentan narraciones sencillas, lo que sirve de ayuda para mejorar la capacidad de comprensión de los niños y la capacidad de comunicación. Y no solo esto, sino que además, este tipo de narraciones sirven para desarrollar y mejorar el vocabulario de los más pequeños y para conseguir una mayor relajación en ellos, haciendo que estén más atentos y receptivos cuando escuchan estas historias.

 

Leer en familia es mucho más que leer

No hay que olvidar que leer en familia hace que se fortalezca la relación familiar, tanto entre hermanos como entre padres e hijos. Se trata de una buena y bonita forma de pasar el tiempo juntos, pero además es una oportunidad para dejar que los más pequeños hagan saber lo que les está pasando aunque no sepan leer, valiéndose de las imágenes. Los mayores, por su parte, tienen la posibilidad de sacar el actor que llevan dentro cuando leen.

Son muchas las razones por las que leer es especialmente importante, pero sin duda alguna una de las principales es el vocabulario que se adquiere. Pues bien, con la literatura infantil ocurre exactamente lo mismo, ya que los niños aprenden palabras, metáforas, sinónimos y construcciones sintácticas poco usuales mediante el lenguaje utilizado en estas historias.

Se trata de un tipo de literatura pensado especialmente para los más pequeños, por lo que estos adquieren un lenguaje más preciso y amplían vocabulario, en tanto que se ven inmersos en todo un proceso de aprendizaje sin darse ni cuenta. Y 15 minutos de literatura infantil al día son suficientes para conseguir todos estos beneficios que hemos visto.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *