La crianza autoritaria y sus consecuencias en niños

Los recuerdos de un modelo de crianza autoritario a menudo vienen acompañados de muchos otros recuerdos y momentos que no necesariamente estarán ligados a situaciones concretas y complejas, sino todo lo contrario, a veces estarán ligados a los episodios más simples.

Sin embargo, el hecho de que esos recuerdos de infancia estén acompañados de demasiados reproches y regañinas como consecuencia de una crianza autoritaria, por ejemplo, marcará sin duda no solo la infancia del niño o niña en cuestión, sino también su futuro y muchas de sus propias acciones. Muchos de esos niños, que se hacen mayores y que tendrán ese tipo de recuerdos bajo el halo de la negatividad, de pronto llega un día en el que se convierten en padres y en el que pueden reflexionar (y valdrá la pena hacerlo) sobre si aquellos momentos fueron verdaderamente difíciles y sobre si merece la pena repetirlos o no.

 

crianza autoritaria niños

 

Por eso, gracias a esas experiencias (muchas veces traumáticas), se han formulado muchas teorías sobre una forma más inteligente de crianza, con consecuencias de menos dolor y menos miedo. Un tipo de crianza en la que se busque eliminar las intimidaciones y los castigos severos.

El beneficio de esto es evitar las consecuencias que se han visto en los adolescentes y adultos que han tenido una crianza autoritaria, tales como las que resaltamos a continuación.

 

Consecuencias a evitar de una crianza autoritaria

 

  • Creación de culpas

La realidad es que los niños confían plenamente en los padres, pues son sus guías naturales, y el hecho de que un padre o madre siempre recurra a la severidad a la hora de educar, o a castigos desmesurados, puede hacer que los niños crezcan con un equívoco sentimiento de culpa, lo que hará que en lugar de crecer enfrentándose a las situaciones con autonomía y decisión, lo hagan procurando huir de ellas y sintiendo miedo o vergüenza al equivocarse.

 

  • Adolescentes inseguros

Muchos padres creen tener la razón al juzgar lo que está bien o mal en la vida de sus hijos, sin asumir que también pueden equivocarse. Este es uno de los errores más comunes de los padres, y que suele darse sin importar la generación a la que se pertenezca. Esto puede traer como consecuencia niños inseguros o excesivamente radicales, conducta que aflorará generalmente en la adolescencia.

Por eso, como padres se debe buscar siempre el insertar en la sociedad a los pequeños, incentivando la tolerancia y la comunicación durante todo el proceso de la crianza. Cuanto menor sea el rango de tolerancia en la crianza con tus hijos, mayores serán sus miedos y frustraciones sociales.

 

  • Comportamientos ansiosos

La práctica del miedo para conseguir comportamientos deseados en los niños ha existido desde antaño. Lo podemos ver hasta en bellas melodías de cuna que arrullan a los niños para dormir. ¿O es que acaso no conoces la canción que dice, Duérmete niño duérmete ya, que viene el coco y te comerá? Y es que, aunque en ciertas ocasiones como esta desde luego no se pone en duda que los padres ejerzan cierta autoridad buscando el bien de sus hijos, lo que también es cierto es que algunas veces suele confundirse la autoridad con la frustración que generan los momentos de tensión. Por eso, saber entender el ritmo de los más pequeños requiere de una gran sabiduría por parte de los padres, y este es un camino por el que no siempre es fácil transitar.

 

consecuencias crianza autoritaria

 

En definitiva, vale la pena el intentar una crianza más amena y tolerante con el objetivo de eliminar los miedos o las angustias que puedan acarrear en los niños y que podrían afectar a su futuro. ¿O es que acaso tiene sentido que un niño sienta temor de decir lo que ocurre a un padre por miedo a represalias? La comunicación y la paciencia serán siempre claves, así como la búsqueda de modelos alternativos de crianza que limiten o eliminen la autoridad excesiva y mal controlada, pues como bien dice un dicho, “un niño criado con amor hoy, es contar con adultos seguros para el mañana”.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *