6 cosas que deberías saber antes de trabajar con niños

Siempre has amado a los niños y crees que ellos a ti también. Siempre has tenido mano con ellos y nunca se te acaban las ideas. Los niños se sienten atraídos por ti como imanes sin importar a dónde vayas, desde tus reuniones familiares hasta tus quedadas con amigos y sus peques. Te gustan tanto los niños que te planteas dedicarte a la enseñanza o al cuidado de los mismos para convertir en profesional tu pasión de siempre, pero, ¿sabes todo lo que hay que saber para comprobar que estás en el camino correcto?

 

trabajar con niños

 

Existen muchas opciones a la hora de trabajar con niños: maestros, expertos en desarrollo infantil, tareas de cuidado en los primeros años, pediatras y especialistas en niños…son solo algunas de las carreras profesionales que se dedican a ayudar a los miembros más jóvenes de la sociedad. Pero hay una gran diferencia entre cuidar a los niños o que se te den bien y el planear toda una carrera en torno a ellos. En este sentido… ¿cómo puedes saber si trabajar con niños es lo correcto para ti?

Trabajar con niños puede ser gratificante, pero es cierto que no todas las personas pueden adaptarse bien a dichas carreras porque pueden ser trabajos estresantes en los que los más pequeños, por mucho que los adores, terminen poniéndote a prueba en más de una ocasión. Por eso, en este artículo, hemos reunido las 6 cosas principales que deberías saber sobre trabajar con niños.

 

 

6 cosas que siempre debes recordar a la hora de trabajar con niños

Cuando se trata de trabajar con niños lo primero que hay que saber es que nunca se está preparado para todo, pues siempre te pueden sorprender y llevar a situaciones nuevas y complejas. Sin embargo, existen algunos consejos que pueden ayudarte a prosperar y a dar de ti lo mejor que puedas cada día.

 

  • Espera siempre lo inesperado

Los niños son impredecibles y la única garantía que nos ofrecen es la de que nunca sabrás lo que te espera. Por eso los profesionales que trabajan con niños deben estar preparados para manejar situaciones inesperadas y posibles altibajos emocionales que vendrán con cada una de esas situaciones. En la flexibilidad estará la clave, pues no existe un plan perfecto para llevar a cabo cuando te enfrentas a personitas tan pequeñas. Uno debe pensar rápido y estar preparado para adaptarse a todo y repentinamente cuando trabaje con niños.

 

  • No hay dos niños exactamente iguales

Podrías pensar que una vez que elijas una carrera relacionada con niños dicha carrera te capacitará para acertar y hacer de manera correcta todas las cosas, sin embargo, es muy probable que esta idea te conduzca pronto a la frustración. Cada niño es diferente y único, y por lo tanto, cada niño requiere una forma única de trabajar, de guiar, de enseñar o incluso disciplinar.

Cualquier profesional que trabaje con niños debe estar preparado para cambiar las estrategias si algo no funciona con un niño en particular. No existe una manera o patrón establecido para trabajar con niños, por eso los profesionales que trabajan con ellos necesitan aprender una gran variedad de técnicas con las que siempre estarán preparados para apoyar a cada niño de la manera más conveniente.

 

  • Los niños son activos

A veces existe la percepción de que los niños que no pueden quedarse quietos se portan mal o de que están afectados por trastornos de hiperactividad, pero la verdad es que todos los niños son activos de una u otra forma y en distintos momentos, y así es exactamente como debe ser.

Las terapias de juego y aquellas basadas en el movimiento son formas de trabajo que cualquier profesional que trabaje con niños debería manejar, pues ese es el lenguaje que de verdad comprenden los niños. Aquellos que estén interesados ​​en trabajar con niños deberían poder abrazar y comprender el movimiento constante de los niños y usar esa actividad para ofrecer apoyo y oportunidades de aprendizaje.

 

niños activos

 

 

  • Ve preparado/a para las situaciones difíciles

Los niños son los miembros más vulnerables de la sociedad, y eso significa que aquellos que trabajan con ellos a menudo tendrán que presenciar situaciones difíciles, pues la infancia también presenta muchas veces experiencias adversas. Algunos niños traen consigo ansiedades y traumas que los profesionales a menudo no están preparados para manejar.

Aquellos que trabajen con niños no siempre podrán prevenir estas situaciones, pero sí que deben estar en condiciones de ayudar, defender y apoyar a los niños cuando lo necesiten.

 

  • No esperes una gratificación instantánea

Trabajar con niños no trae consigo gratificaciones instantáneas. Se necesita tiempo y esfuerzo para ayudar a los niños a aprender o a cambiar el comportamiento. Es cierto que aquellos que trabajan con niños pueden llegar a marcar sus vidas, pero es bueno no esperar que dichos cambios ocurran mágicamente de la noche a la mañana. Establecer metas y expectativas poco realistas puede derivar en frustración y agotamiento.

 

  • Podrás sentir una alegría increíble

No importa lo difícil que sea trabajar con niños, pues la mayor recompensa de hacerlo  es el poder ver la alegría que tienen y que transmiten. Por eso todo el arduo trabajo vale la pena cuando un maestro, por ejemplo, ve cómo los ojos de un estudiante se iluminan cuando entiende un concepto complicado. Ser esta fuente de aliento para los niños es, a menudo, una de las partes más gratificantes del trabajo.

Y es que no siempre son los adultos los que enseñan lecciones de vida, y los niños pueden cambiarnos la forma de ver las cosas y ofrecernos alegría y experiencias de aprendizaje también a los adultos en nuestras vidas. Trabajar con niños es una experiencia de aprendizaje de por vida, ya que podrás descubrir nuevas formas de pensar y ver las cosas desde la perspectiva de un niño, lo cual es impagable. Es probable que trabajar con niños no sea para todos, pero puede ser una carrera gratificante si tienes el corazón y la habilidad suficiente como para nutrir a la próxima generación.

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *