Conoce el fenómeno antiprincesas

Este proyecto que os vamos a acercar para que lo conozcáis un poco mejor es maravilloso y absolutamente necesario. Cuando algo surge para defender la igualdad entre sexos y además está dirigido a niños y niñas es… fantástico. Porque la desigualdad es machismo y el machismo degrada, veja, frustra, discrimina, limita, viola y mata. Así es y así lo vemos todos los días en el mundo. En unos sitios más que en otros, pero no hay país que no se libre. Y yo no sé vosotros, pero yo no querría que a mi hija la trataran mal ni la hicieran sentir que es menos simplemente por el hecho de ser mujer. Y digo mi hija como podría decir mi sobrina, mi alumna o mi nieta.

Yo personalmente tengo dos hijos varones y hago todo lo posible para educarles en la igualdad y en el respeto. Me preocupo porque mis hijos sepan que una niña es una persona que puede hacer exactamente lo mismo que ellos,  puede no querer tener hijos o sí, y llevar el pelo tan corto o largo como le apetezca. Pueden no gustarle las princesas, no usar maquillaje o querer ser bombero.  Les enseño que las personas pueden ser como les dé la gana mientras respeten al contrario y es que de eso se trata: de respeto y de aportarnos los unos a los otros. De sumar y no de restar.

Para que los niños crezcan valorando a mujeres y hombres por igual, es necesario que sepan que en la historia ha habido mujeres influyentes, mujeres artistas, mujeres luchadoras que han cambiado paradigmas, mujeres valientes y mujeres inteligentes: inventoras, científicas, filósofas… Muchas y muy grandes.



CUENTOS CONTRA LA DESIGUALDAD

Este proyecto que os queremos enseñar es una saga de cuentos que se llama Antiprincesas y es una creación de la argentina Editorial Chirimbote, que pretende derribar el sexismo publicando cuentos que se alejen de la historia “princesa busca príncipe azul para ser salvada”. Aquí los cuentos tienen como personajes principales mujeres importantes de América Latina, mujeres reales. Por el momento han publicado dos preciosas historias que hablan de la vida de Frida Kahlo y Violeta Parra. El próximo nos acercará a la peruana Juana Azurduy, heroína de la independencia, a la que seguro conoceríamos más si en vez de Juana hubiera sido Juan.

La autora de las historias es la periodista Nadia Fink y las bellísimas ilustraciones son de Pitu Álvarez. Este proyecto tan interesante seguro conseguirá que muchos niños y niñas lean estos cuentos y conozcan a enormes mujeres latinoamericanas así como sus filosofías de vida, su arrojo y su valor, porque sin duda para hacer lo que hicieron siendo mujer en nuestra sociedad necesitaron ser muy valientes.

Ojalá este ilusionante proyecto de la Editorial Chirimbote sea imitado por otras editoriales y en un futuro no muy lejano haya muchos, muchísimos cuentos Antiprincesas que cambien la visión de la mujer empezando por los más pequeñitos de la casa.

libro antiprincesas







Autor: Carolina Cuello

Escribo desde siempre, por trabajo y por placer. Creo que la palabra escrita puede cambiar el interior de las personas y es en lo que pienso cuando redacto un nuevo artículo. Más información

Comparte este artículo en

2 Comentarios

  1. Mi punto de vista desde la perspectiva de ser madre de 4, dos hombres y dos mujeres, en ese orden.
    Considero muy importante el trato igualitario, en todos (o la mayor parte de) los aspectos de crianza, educación,nadie es más que nadie, nadie tiene mayor responsabilidad que nadie, excepto papá y mamá.
    La única preocupación de las hijas e hijos es aprender, aspirar, esforzarse y lograr, lo que cada quien quiera.
    La responsabilidad de los progenitores es proporcionarles, en la medida de sus posibilidades, lo necesario para llevar a cabo tales tareas, siempre incluyendo el elemento fundamental: AMOR. Así, cada quien será, lo que quiera ser.
    Respecto a las mujeres mencionadas como ejemplo, personalmente, veo en ambas una vida llena de tragedia que las llevó a la situación de muerte tan peculiar en cada una. Por tanto, sí esto no se incluye en la literatura que proponen, no las están manipulando como “princesas”, esas de las que no quieren hablar. …aclaro, es mi opinión.
    Gracias.
    Mis hijos, todos entre los 25 y 30 años, son personas de bien, buen juicio, responsables, profesionistas en lo que cada uno ha decidido serlo.

    Publicar una respuesta

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies