¿Puede ayudar la TV en la educación de los más pequeños?

Muchos piensan que la televisión no es buena para la educación de los niños, pero esto, en realidad, es un error. Y es que son varios los programas que han sido creados, a lo largo del tiempo, para que los niños se diviertan aprendiendo. En ellos los más pequeños podían y pueden aprender muchas cosas, como las palabras, los números, las letras, los objetos, determinados conceptos, etc.

Es decir, que no se trata de que la televisión no sea un buen mecanismo para aprender cosas nuevas en general, sino que existen determinados tipos de programas que sí pueden ser positivos en este aspecto. Bien es cierto que la calidad de la televisión en los últimos años (en cuanto a programación y, sobre todo, a contenidos ideales para niños) ha menguado mucho con respecto a décadas anteriores, pero aún somos muchos los que recordamos programas tan míticos como Barrio Sésamo, con contenidos excelentes y sencillos para los peques.

Exponer a un niño a cosas nuevas es ayudarlo a tener éxito cuando comience a ir al colegio, por ejemplo. Por eso es importante que como padres no impidamos a los más pequeños el hecho de sentarse a ver un ratito la tele, ya que mientras estos programas sean didácticos y educativos, en mayor o menor medida, podremos sacar grandes beneficios de ello, así como pasar un rato excelente y al calor del hogar en compañía de nuestros pequeños grandes tesoros.

 

La etapa de las preguntas

Hay ocasiones en que los niños nos “saturan” con demasiadas preguntas, y aunque esta es una etapa habitual de la infancia, lo cierto es que puede llegar a duplicarse cuando se trata de ver la televisión pudiendo llegar a exasperar. Lo importante, en estos casos, es mantener la calma y la paciencia y atender todas las dudas que puedan surgir, ya que de esta forma estaremos sacando algo positivo de que los niños vean la televisión y puedan ir satisfaciendo su curiosidad y aprendiendo cosas nuevas. Hacer lo contrario, es decir, ignorar los requerimientos de los niños cuando ven la televisión y les surgen dudas, tan solo hará que los peques se sitúen frente a una caja llena de contenidos que no sabrán cómo manejar, algo que sin lugar a dudas no debemos permitir como padres.

Siéntete contento cuando tu hijo te haga preguntas, ya que eso quiere decir que es un niño listo y que tiene ganas de saber y conocer cosas nuevas. Es probable que el niño te haga varias veces la misma pregunta, pero antes de enfadarte o desesperarte,  recuerda que los niños finalmente aprenden antes lo que más repitan sus padres.

 

Cosas que podemos hacer como padres a la hora de ver la tele

  • Motiva a tu niño a que realice todas las preguntas que desee, ya que eso querrá decir que tiene muchas ganas de aprender.
  • Averigua las respuestas de las preguntas que no supiste contestar, así el niño se dará cuenta de que le estás ayudando en su búsqueda.
  • Muéstrale cosas desconocidas y así el niño tendrá ganas de preguntar muchas cosas y de descubrir mucho más allá. Recuerda que estimular su curiosidad también es una importante fuente de desarrollo personal.
  • Haz preguntas al niño acerca del programa que esté viendo, esto hará que el pequeño se interese aún más en lo que aprende.
  • Coméntale lo entretenido que te pareció el programa, y así se dará cuenta de que es algo que puede compartir contigo.
  • No obligues al niño a ver un programa solo porque a ti te parece interesante, y mucho menos cuando se trate de programación no dedicada a los más pequeños.



Autor: Almudena Orellana

Almudena Orellana es cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías y escritora creativa y redactora jefe del mismo. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *