Manualidad de Rudolf con plato de papel

¿Qué sería de los niños sin la ayuda de los renos para que Papá Noel (o Santa Claus) hiciera llegar cada regalo a sus casas la noche de Nochebuena? ¡Pues sería un total desastre!

Pues, cuenta la leyenda, que Santa Claus cuenta con nueve renos que le ayudan cada Navidad a tirar del trineo que lleva los regalos. Uno de esos renos se ha hecho muy famoso por su nariz roja y se llama Rudolf. ¿A que le conoces? Aunque no siempre fue el héroe de la manada.

Todos se burlaban de Rudolf por su nariz roja, la cual se iluminaba emitiendo una luz cuando hacía mucho frío. Pero un día, en Navidad, se desató una gran tormenta que impedía el paso del trineo de Santa Claus, hasta el punto de que los niños estuvieron muy cerca de no recibir sus regalos. Sin embargo, y gracias a la nariz de Rudolf, el resto de los renos pudieron guiarse en medio de la tormenta, convirtiéndose así en el héroe de la Navidad.

Por eso, y porque estamos a las puertas de las fechas más especiales del año, queremos hacer esta manualidad de Rudolf con plato de papel, para rendirle un pequeño homenaje por su gran valentía.

 

rudolf con plato

 

¡Esperamos que la disfrutes!

 

Materiales para hacer a Rudolf con plato de papel

  • Un plato de cartón para la cara del reno.
  • Pintura marrón.
  • Papel de color amarillo, blanco, negro, gris, rosado y rojo.
  • Tijeras.
  • Pincel.
  • Pegamento.

 

Pasos para la manualidad de Rudolf con plato

  • Vamos a utilizar un plato de cartón, que será la cara de Rudolf. Para que se parezca, comienza por pintar el plato de color marrón hasta que esté todo tupido. Deja que se seque un rato.
  • Mientras esperas que se seque el plato, comienza a dibujar el asta del reno en una hoja. Una vez que lo dibujes, haz doble pliegue para que puedas recortar dos cuernos a la vez.
  • Para los ojos vamos a hacer varios círculos concéntricos. Comienza por cortar dos grandes círculos de papel blanco y pégalos sobre el plato de cartón. Ahora corta unos círculos negros más pequeños y pégalos dentro de los círculos blancos. Termina el detalle de los ojos agregándole pequeños círculos blancos dentro del círculo negro para recrear el brillo de la mirada.
  • Es la hora de hacerle la nariz. Para que resalte más, recorta un óvalo amarillo y pégalo en el plato de forma horizontal. Sobre el óvalo amarillo pega un óvalo más pequeño de color rojo. ¡Y listo! Ya tiene Rudolf su nariz.
  • Para verlo sonrosado, pega dos círculos pequeños de color rosa a cada lado de la nariz.
  • Las orejas pueden hacerse de papel color marrón y amarillo y, una vez listas, pégalas a cada lado y no te olvides de agregarle los cuernos o astas con papel o cartulina.

¿Has visto que realmente es una manualidad muy sencilla y que no necesita materiales imposibles? Pues si te ha quedado alguna duda, recuerda que también puedes ver el siguiente vídeo, donde encontrarás todos los pasos completos para poder hacer a Rudolf con plato de papel, iedal para decorar y jugar estas fiestas.

 

 

¡Y a disfrutar de una Navidad divertida con Rudolf y los demás!




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *