Manualidad de pingüinos en la nieve

Los pingüinos vienen de tierras muy frías, al igual que Papá Noel, y por eso es natural que sean parte de bellos escenarios de Navidad, lo cual podemos conseguir en el cole y también en casa. Resultan animalitos muy peculiares, pues es la única ave no voladora que habita en nuestro planeta y tienen unos andares muy graciosos. ¡Además son muy simpáticos y amigos de los niños! Y es por todo esto por lo que serán el centro de atracción de nuestra manualidad navideña con plato desechable de hoy.

Además, las manualidades con movimiento resultan muy divertidas para los niños, por lo que esta manualidad de pingüinos con plato desechable en la nieve les traerá doble diversión. Y tranquilo/a, porque es muy sencilla de hacer y los más pequeños también podrán participar y ayudar a crearla. Y, por el otro lado, una vez que la terminen podrán jugar.

¡Comencemos ya con nuestra manualidad de pingüinos en palto desechable! Ya verás cómo, además de ser un gran juego creativo para los niños, te servirá para decorar y potenciar la temática del invierno o de la Navidad. Además, y como siempre, al final del post encontrarás el vídeo con todo el paso a paso para seguir la manualidad sin perderte y dar con el resultado perfecto.

 

pingüinos plato cartón

 

 

Materiales para la manualidad de pingüinos en la nieve

Para esta manualidad puedes utilizar materiales de reciclaje y otros que ya tengas en casa como:

  • Cartón.
  • Cartulina negra y roja.
  • Rotulador negro y rosado.
  • Palito de helado.
  • Pegamento o cinta adhesiva.
  • Plato de cartón.
  • Pintura azul y blanca.
  • Algo para cortar, preferiblemente compás.

 

Pasos para hacer los pingüinos con plato desechable

Para hacer los pingüinos tendremos que:

  • Comencemos haciendo el cuerpo del pingüino, para esto utiliza una base cartón y sobre ella pega una cartulina negra dándole la misma forma de pingüino que puedes ver en el vídeo.
  • Ya sabes que los pingüinos tienen el pecho blanco y su forma es muy parecida a un corazón. Utiliza una cartulina blanca para esta parte y dibuja un corazón de punta achatada, más pequeño que el cuerpo negro. Una vez que lo recortes, pégalo sobre la cartulina negra.
  • Llega el momento de hacer las alas del pingüino con la misma cartulina negra. Estas son alas pequeñas que parecen más bien unas aletas y que van bastante pegadas al cuerpo.
  • Los ojos son muy pequeños y sencillos, puedes hacerlos con un rotulador negro. La nariz es un como un triángulo invertido que puedes hacer con cartulina roja. Para darle algo de colorido hazle al pingüino dos puntos rosados, uno a cada lado de las mejillas.
  • Las patas del pingüino son unos semicírculos rojos que puedes hacer en cartulina.
  • Ya solo queda darle movimiento al pingüino con un palito de helado que le puedes pegar con pegamento o cinta adhesiva.
  • Repite todos los pasos anteriores para hacer un segundo pingüino, este puede ser un poco más pequeño y le puedes poner unas patas de color diferente. ¡Y ya tienes listos los pingüinos de nuestra manualidad!

 

Para hacer el paisaje tendremos que:

  • El paisaje lo haremos con un plato de cartón. De la mitad hacia arriba pinta con color azul cielo, y para darle luminosidad pinta también algunas estrellas con pintura blanca. La mitad inferior déjala de color blanco para simular la nieve típica de Navidad.
  • Con un compás realiza una abertura en el área de la nieve, ya que es allí donde les gusta estar a los pingüinos. Cerciórate de que sea lo suficientemente amplia como para que quepan los dos pingüinos que hemos hecho y puedan deslizarse después por el plato desechable de cartón.

 

¿Has visto qué resultado tan bonito? ¡Ya solo te queda divertirte un montón y enseñársela a todo el mundo!

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en