Disfraces caseros para Halloween

¿Qué mejor plan familiar para este Halloween que elaborar juntos el disfraz?

Dejad volar la imaginación de todos en casa y haced una lluvia de ideas sobre el disfraz de este año para el peque de la casa. Un disfraz puede ser el mejor de los juguetes y su principal beneficio es la absoluta libertad de ser por un día la persona que quieras ser. Además, no tienen por qué ser siempre terroríficos, ya que muchos niños se asustan.

Deshacerse de las tensiones y lograr que por unas horas tu pequeñín se distancie de sí mismo, es un ejercicio muy importante en su maduración psíquica y cognitiva que es lo que este juego fomenta.

 

Deja elegir al niño/a

Lo mejor es que tu hijo sea el que elija el disfraz que quiere ponerse, nada de imposiciones de tu parte, aunque desde luego, tú puedes orientarlo y ayudarlo a decidir entre una amplia variedad de opciones.

No vayas a asombrarte ante las peticiones más alocadas o difíciles de llevar a cabo. Recuerda que con imaginación y disposición se puede lograr materializar cualquier idea. Lo importante es que tu peque se sienta a gusto y todos pasen un rato muy divertido elaborando el disfraz.

 

Lluvia de ideas

A continuación te mostramos algunas sugerencias que puedes exponerle a tu hijo y que son de fácil elaboración:

  • Vaquero. Una camisa a cuadros, unos jeans, botas, sombrero, chaleco y un pañuelo amarrado a su cuello, es todo lo que necesitarás para convertir a tu hijo en un vaquero. Otro accesorio importante puede ser un caballito de palo.
  • Payaso. Para un niño muy extrovertido este es el disfraz ideal y solo necesitarás una camiseta grande y muy colorida, unas medias de un color fuerte y que contraste, zapatos gigantes que pueden fabricarse con un revestimiento de goma eva o espuma, una peluca alborotada, una gran corbata que puedes hacer con papel, una nariz de payaso y maquillaje, mucho maquillaje.
  • Mariposa. Necesitarás tres capas de tul, que deberás superponer y cortar en forma de alitas. Después le pasas unas puntadas con hilo y aguja por el doblez y tiras del hilo, de manera que queden recogidas en el centro. Las coses a un body verde, añades unas medias de color y unas botitas y con una diadema y alambre haces unas hermosas antenitas.
  • Teléfono móvil. Tan sencillo como recortar dos rectángulos de espuma o cartulina para colgar en el pecho de tu peque y pintarle el teclado y los números. Con una diadema puedes hacerle la antenita y… ¡listo! Un disfraz muy sencillo y original que no te llevará nada de tiempo ni esfuerzo.

 

Y es que, el que no se disfraza y sin gastar dinero… ¡es porque no quiere!




Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies