Qué son el incienso y la mirra

Solemos oír hablar del incienso y la mirra, fundamentalmente, cuando se habla de los tres Reyes Magos de Oriente (concretamente de Gaspar y Baltasar) y de los regalos que dieron al niño Jesús para darle la bienvenida al mundo.

Aquellos tres sabios llevaban oro, incienso y mirra en total, pero aunque lo escuchamos muchas veces no siempre sabemos lo que son el incienso y la mirra, y solo identificamos bien el oro de Melchor.

¿Qué eran aquellos regalos? ¿Qué podían representar?

 

 

Qué son exactamente el incienso y la mirra

El incienso y la mirra son resinas (savia de árbol seca) que provienen de árboles del género Boswellia (incienso) y Commiphora (myrhh) comunes en Somalia. La forma en que las personas recolectan la savia es similar a la forma en que las personas recolectan la savia del árbol de caucho o la savia del pino. Cortar la corteza del árbol hace que la savia se salga del corte. La savia utilizada para crear tanto el incienso como la mirra se produce lentamente y se deja secar en el árbol. La savia endurecida se recolecta y se usa como incienso y mirra.

La tradición de los dones o de regalarnos cosas en Navidad viene de ahí precisamente, de esos regalos que los Reyes Magos hicieron a Jesús y que hacen también a tantos y tantos niños cada año.  Como se relata en el libro de Mateo de la Biblia: “Al llegar a la casa vieron al niño con su madre María, se inclinaron y lo adoraron. Luego abrieron sus tesoros y le presentaron regalos de oro, de incienso y de mirra.”

Tanto en la época de los tres Reyes Magos, como en la actualidad, el incienso y la mirra se usan más comúnmente para crear incienso. Se puede mezclar el incienso con cosas como especias, semillas, raíces, etc. para crear diferentes e interesantes aromas. Tradicionalmente también se quema el incienso en polvo con carbón vegetal en un incensario o en un soporte pequeño, lo cual puede que hayas visto más de una vez en algún lugar.

El incienso y la mirra son tan comunes hoy como antaño, y dichos regalos simbolizaban la riqueza de los continentes a los que representan Gaspar y Baltasar, que son Asia y África. Esto quiere decir que los Reyes Magos, aunque no lo creas, llevaban lo mejor que tenían para agasajar al niño Jesús.

¿Y tú? ¿Recibes también regalos bonitos de los Reyes Magos? ¿Te gustaría recibir oro, incienso o mirra esta Navidad?

 

niño jesús-regalos

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *