¿Conoces la tradición del muérdago?

Colgar el muérdago sobre una puerta durante las vacaciones de Navidad es una tradición típica americana que seguro habrás visto en muchas películas y series de dibujos animados. Pero ¿alguna vez te has parado a pensar en qué historia se esconde detrás de esta dulce y curiosa tradición? ¿De dónde vino? ¿Por qué la gente se besa cuando se encuentra debajo del muérdago?

beso bajo muérdago

 

 

¿Qué es el muérdago? ¿Qué características tiene?

 

  • El muérdago es una planta parásita que crece en los árboles, especialmente en los árboles de madera dura como el roble y el manzano. Un parásito es una planta o animal que necesita otra planta o animal para sobrevivir. A medida que el muérdago crece en un árbol, envía sus raíces directamente a la corteza del árbol y toma nutrientes de él.
  • La planta del muérdago tarda nada más y nada menos que cinco años en florecer.
  • El muérdago produce su propio alimento mediante la fotosíntesis, y es capaz de vivir solo, aunque se encuentre principalmente en los árboles.
  • El muérdago es fácil de detectar en invierno porque sus hojas permanecen verdes durante todo el año.
  • El muérdago tiene hojas puntiagudas, con bayas que son rojas o blancas. Las semillas son pegajosas debido al jugo que hay dentro de la baya. Las flores de la planta pueden ser de una amplia variedad de colores, desde el rojo brillante hasta el amarillo o el verde.

 

 

Orígenes y creencias antiguas

 

El muérdago obtuvo su nombre en el siglo II, en el mundo anglosajón. Una de las primeras creencias de los primeros siglos en torno al muérdago era que crecía de las aves, como consecuencia de su aterrizaje en las ramas de los árboles. Pero existen muchos mitos que rodean al muérdago, ¡hasta de los vikingos! Éstos en el siglo VIII, al parecer, los vikingos creían que el muérdago tenía el poder de resucitar a las personas fallecidas.

Otro mito del muérdago proviene de Gran Bretaña, cuando en el siglo I los druidas creían que la planta podía realizar milagros, desde proporcionar fertilidad a humanos y animales, hasta curar enfermedades y proteger a las personas de la brujería. Los druidas creían que el muérdago se contaminaba si tocaba el suelo, por lo que utilizaban paños blancos para atraparlo.

¿No es curioso? Pero, como habrás podido comprobar, ninguna de esas creencias está relacionada con lo de darse besos bajo el muérdago o con la Navidad, pero sin duda son las propiedades mágicas que siempre se le han atribuido, así como que sea una flor típica del invierno, lo que haya hecho que no se pueda pensar en Navidad sin muérdago y que encontrarse cerca de él pueda atraer la suerte.

 

tradición muérdago

 

 

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *