La hibernación de los animales en el invierno

¿Sabías que algunos animales hibernan durante parte o durante todo el invierno? Esta hibernación es como una especie de sueño especial, muy profundo. Cuando la hibernación se produce, la temperatura corporal del animal baja y su ritmo cardíaco y su respiración disminuyen. ¿Por qué? Porque durante este proceso los animales utilizan muy poca energía.

Ya en el otoño, estos animales se preparan para el invierno comiendo alimentos adicionales y almacenándolos como grasa corporal. Usan esta grasa para obtener energía mientras hibernan, y algunos también almacenan alimentos como nueces o bellotas para comer más tarde durante el invierno.

Son muchos animales los que hibernan, como por ejemplo los osos, las ardillas y hasta algunos murciélagos. Pero no todos los animales se mantienen inactivos pues, aunque puedan vivir en agujeros en los árboles o debajo del suelo para mantenerse calientes, se mantienen en actividad, como ocurre con los ciervos, ardillas y conejos. Algunas aves, por ejemplo, vuelan hacia el sur durante el invierno, lo que se conoce como “migración” en busca de un lugar más cálido en el que encontrar comida.

 

 

Otras formas de sobrevivir al invierno

Los animales de sangre fría, como los peces, las ranas, las serpientes o las tortugas, no tienen forma de mantenerse calientes durante el invierno. Por eso las serpientes y muchos otros reptiles encuentran refugio en agujeros o madrigueras, y pasan el invierno inactivos de forma similar a la hibernación.

El agua también es otro buen refugio para muchos animales que cuando hace frío se trasladan al fondo de lagos y estanques. Allí, animales como las ranas, las tortugas o muchos peces, se esconden debajo de rocas, troncos u hojas caídas… ¡incluso pueden enterrarse en el barro! Y así se vuelven latentes. El agua fría contiene más oxígeno que el agua tibia, y las ranas y las tortugas pueden respirar absorbiéndolas por la piel.

Otros seres, como los insectos, buscan refugio invernal en agujeros en el suelo, debajo de la corteza de los árboles, en el fondo de troncos podridos o en cualquier pequeña grieta que puedan encontrar.

 

 

El invierno para algunos insectos

Cada tipo de insecto tiene su propio ciclo de vida, que es la forma en que crece y cambia, y son diferentes los insectos que pasan el invierno en una especie de “hibernación”.

Muchos insectos pasan el invierno inactivos o en “diapausa”, que es como la hibernación, un momento en que el crecimiento y el desarrollo se detienen. En consecuencia, los latidos del corazón del insecto, la respiración y su temperatura bajan.

Algunos insectos pasan el invierno como larvas parecidas a gusanos. Otros insectos mueren después de poner huevos en el otoño y dichos huevos eclosionan en nuevos insectos en la primavera comenzando todo de nuevo.

 

 

hibernación animales

 

 

 




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *