Límites que no se deberían sobrepasar con los hijos

Ser padres no es nada fácil, es más, nadie nos enseña cómo serlo y somos nosotros los que, a medida que crecen nuestros hijos, lo vamos sabiendo. Es por eso por lo que se hace importante siempre entender cuáles son los límites que no se deberían sobrepasar con los hijos en el momento de su crianza.

Siempre podemos llegar a pensar que determinada actitud hacia nuestros hijos es la más idónea aun cuando no sea así, y esto puede hacer que se tomen decisiones que hasta puedan llegar a perjudicarles, lo que puede tener que ver con aspectos tan importantísimos como su educación.

Casi siempre se habla de los límites que hay que marcar a los hijos, ¿pero se habla de que muchos padres también deberían conocer los suyos o saber qué límites establecer? Deberíamos ser capaces siempre de entender que, aunque deseemos ser los padres perfectos, muchas veces no lo somos (consciente o inconscientemente) y por ello es importante conocer cuáles son esos límites que debemos tener siempre como padres y que no se deberían sobrepasar con los hijos.

Por qué debemos establecer límites con los hijos

Cuando hacemos mención a los límites, simplemente se está haciendo referencia hasta dónde se puede llegar ante cualquier decisión tomada, o lo que es lo mismo, es la demarcación de ciertas actitudes o hechos en un momento en particular.

 

establecer límites con los hijos

 

Habiendo mencionado esto, y al ser aplicados de manera correcta los límites a un hijo, podremos hacer que este pueda tener la suficiente seguridad como para enfrentarse a las situaciones cotidianas que se le presenten en la vida. Pero, ¿por qué son importantes los límites en los hijos? Cada niño debe comprender cuáles son las normas que debe respetar en determinados contextos en su vida, y estas determinarán los límites de su actuación e incluso permitirán entender lo que es y no es adecuado. Así, entre otras cosas, los límites permiten cosas tan importantes como:

 

  • Tener seguridad. El tener claro cuáles son los límites permitirá a un hijo sentirse plenamente seguro en su vida, así como protegido, y no solamente desde el punto de vista emocional, sino también social, o incluso en su proceso de aprendizaje.
  • Permiten entender cuál es la manera correcta de comportarse en la sociedad. Cuando los límites son aplicados y reconocidos por nuestros hijos, saben de manera clara y enfática qué es lo bueno y lo que no lo es, así como cuál es la consecuencia que puede acarrear el no cumplir determinadas normas.
  • Ayudan a establecer relaciones sanas. Es importante saber que la educación que los hijos reciben en casa suele ser fundamental para el comportamiento que tendrán en la sociedad, es decir, que marcará significativamente la forma en que se relacionen con familiares, amigos y conocidos en su entorno. Por eso se hace importante establecer límites claros y adecuados, así como su cumplimiento y control, y todo con la finalidad de evitar conductas negativas en el niño tales como la agresividad, el resentimiento o cualquier otra que pueda hacer acto de presencia.

 

Conoce los límites que no deberías sobrepasar con respecto a la educación de tus hijos

Pero no todo les toca a ellos, pues son muchos también los aspectos que como padres deberíamos tratar de evitar, como por ejemplo lo que se menciona a continuación:

 

  • Procura expresarte delante de tus hijos con un tono de voz adecuado, sin decir palabras ofensivas, ni mucho menos groseras. Si esto llegase a ocurrir, ellos también se encontrarán tentados a decirlas por considerarlas como algo normal.
  • Abstente de hacer algún comentario despectivo o imprudente, como por ejemplo de alguien en particular delante de tus hijos. No olvides que en muchas ocasiones los niños termina diciendo en público lo que han escuchado en casa, pudiendo crearse situaciones embarazosas. Esto, además de incómodo, no brinda un buen ejemplo jamás.
  • Es importante que sopeses siempre tus actitudes frente a tus hijos, lo que implica que en determinadas ocasiones no mantengas actitudes que ellos puedan llegar a copiar, y un ejemplo palpable de ello es mirar tu móvil mientras tu hijo te esté hablando. Si esto ocurre a menudo, es probable que él también pueda llegar a hacerlo o que no te haga caso cuando le pidas recoger sus juguetes porque él también esté a otra cosa. No olvides que no ser escuchados es igual de molesto para un niño que para ti, e igualmente una falta de respeto.
  • Cumple las promesas que le hagas a tus hijos, ya que si no cumples con esta premisa podrás terminar perdiendo la confianza de tus hijos. Y es que una promesa debe hacerse siempre de manera consciente y con el corazón, y no para contentar o como excusa para conseguir otros fines.

 

límites para padres e hijos

 

  • Explícales las normas que se tienen en casa, porque esto es algo que no tiene discusión, y para ello es importante darles a entender de forma amable y comprensiva la importancia que tienen las reglas en nuestra vida y el por qué se deben cumplir a rajatabla. Algunos ejemplos de las reglas que se pueden llegar a tener en el hogar son, el mantener ordenado el cuarto o respetar los horarios para levantarse e incluso para acostarse.
  • Como padre o madre debes tratar de controlar tus emociones negativas, ya que si no controlas tus enfados, por ejemplo, harás que tus hijos también se enfaden con facilidad y tengan poca tolerancia a la frustración, creándoles un perjuicio importante. Siempre debemos mantener la calma ante cualquier situación negativa que se presente, y nunca mostrar conductas irracionales que les puedan afectar desde cualquier punto de vista.

 

Comunicación: la auténtica clave del éxito

Como parte importante de la crianza de nuestros hijos y con la finalidad de establecer límites adecuados, la comunicación es un valor realmente relevante que nos permitirá mantener una convivencia tranquila y feliz en nuestro entorno. Si no es aplicada de forma correcta puede llegar a causarnos serios inconvenientes, y es que si no podemos llegar a comunicarnos de forma clara con nuestros hijos, ellos no nos entenderán y no podrán tener claros los límites ni sabrán cómo comportarse adecuadamente, creándose un círculo vicioso de malentendidos que enrarecerá el ambiente y trastocará el respeto mutuo.

La comunicación, como vemos, es vital, y nos permitirá conseguir cosas tan valiosas como:

  • El poder ser capaces de expresar nuestros sentimientos con nuestros hijos y con las demás personas.
  • Mantener un contacto estrecho con familiares y amigos, así como con nuestros hijos.
  • Nos permitirá dar o recibir la información que nos soliciten o deseen darnos.
  • Permitirá que nos expresemos, así como comprender lo que pensamos.
  • Podremos todos relacionarnos con éxito con el resto del mundo, así como a nivel familiar, asegurando el éxito también de los límites y de la convivencia familiar.



Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *