Ideas de juguetes reciclados para niñas y niños

Los niños acumulan demasiados juguetes hoy en día en sus habitaciones, y esta es una realidad innegable. Hacemos todo lo mejor que podemos, pero al final sucumbimos a sus deseos y a sus peticiones, muchas veces movidos por la falta de regalos y atenciones de ese tipo con la que muchos padres crecieron. Si a esto se suman los regalos y atenciones de amigos y familiares, nos encontramos con niños que lo tienen absolutamente todo y que aprecian muy poco.

Todo esto, unido a la preocupante situación del medio amiente, hace que debamos plantearnos otras formas de regalar y hacer felices a los peques más respetuosas con el medio ambiente y también más económicas, con el fin de equilibrar la balanza y hacerla más humana, quizá.

En este sentido, los juguetes reciclados pueden ser una muy buena opción que no defraudará lo más mínimo a los peques, puesto que está demostrado que muchas veces prefieren jugar con el envoltorio que con el juguete costoso. Y es que los niños no entienden de dinero, pero sí de diversión.

 

Ideas de juguetes reciclados fáciles de hacer

Muchas veces, en los materiales y los objetos que desechamos (bien por viejos o porque nos hayamos cansado de ellos) se encuentran grandes posibilidades e infinitos tesoros. Por eso debemos procurar pensar bien y ofrecer una segunda vida a los objetos, los materiales y los residuos, y las manualidades y los juguetes son siempre una buena forma de hacerlo.

  • Cajas de cartón, las grandes aliadas. Con una caja de cartón, y dependiendo del tamaño, podemos hacer juegos tan interesantes como un futbolín de mesa, una cocina de juguete, una casa de muñecas, un parking para coches, un autobús, un coche de policía…Prácticamente lo que se nos ocurra. Por eso, cada vez que tengas un envío o recibas compra en casa envuelta en cajas, por poner unos ejemplos, no olvides que se pueden hacer grandes cosas con ellas. Con ayuda de lápiz para marcar las formas, y un buen cúter para quitar las partes innecesarias, conseguiremos hacer soñar a los más peques con el resultado. ¿Te animas a probarlo?
  • Salón de belleza para estar guapos/as. Si tienes en tu casa por ahí rondando espejos, peines viejos o que ya no se usen, algún colorete en polvo, algún frasco de colonia de poco valor…tienes la mitad del trabajo hecho si ves interesante la idea de crear un salón de belleza o peluquería en casa. A los niños por lo general, les gusta cepillar el pelo  a sus mamás o a sus papás, y disfrutan recreando actividades que los padres hacemos con ellos. Son juegos de simulación perfectos para cualquier sexo y edad, y que podemos recrear de forra increíble con muy poquito. Forra de papel estampado un tablón viejo y dibújale o pega una lámina de espejo para que los niños y las niñas puedan mirarse en él. Añade alguna banqueta al conjunto para que también puedan sentarse o invitar a sus amistades a una buena sesión de relax y cuidado personal. Un teléfono viejo o de juguete y una bonita libreta para anotar las citas, podrán añadir más dinamismo a la actividad y más dosis de realismo para pasarlo en grande.
  • Supermercado y cocina de chef. La cocina está más de moda que nunca y los niños son conscientes de ello, interesándose cada vez más por cocinar con sus padres o queriendo jugar a que preparan grandes menús de plastilina o pasta de sal. Guarda las latas y las cajas que ya no se usen en la cocina y deja que los peques experimenten con las texturas y con ingredientes como la harina, el café, el pan rallado…De esta forma, y al mismo tiempo que juegan y se divierten, podrán aprender palabras y conocimientos nuevos que en el futuro les serán de gran utilidad. Si además les facilitas algún monedero viejo con monedas de escaso valor o billetes de juguete, podrán recrear la visita a un supermercado y comenzar a comprender en qué consiste el comprar y el vender, así como el funcionamiento del dinero en la sociedad que les rodea.

Como puedes ver, elaborar juguetes con materiales reciclados es bastante sencillo, y hará que los niños (si les inmiscuyes también en su elaboración) pasen mucho más rato entretenidos y deseando poder jugar o poner en práctica el diseño, que el que les supone rasgar y abrir un paquete nuevo. Además, y por si fuera poco, les estaremos haciendo partícipes de un mundo más ecológico y próspero, así como conscientes de la necesidad de reciclar y de respetar el medio ambiente.




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *