Cómo fortalecer la autoestima de tu hijo con unos sencillos pasos

En cuanto a la vida y a la educación de tus hijos se refiere no solo debes velar porque se alimenten bien, ya que otros aspectos, como que vivan en un ambiente sano para que su personalidad se forje, es también toda tu responsabilidad. Debemos tener en cuenta que es dentro del ambiente familiar, principal factor que influye en la autoestima, donde los niños van creciendo y formando su personalidad.

La angustia, el dolor, la indecisión, el desánimo, la pereza, la vergüenza, entre otros sentimientos negativos a la par que naturales, pueden desarrollarse en los peques debido a una baja autoestima forjada en los primeros años de infancia.

Por esta razón la construcción de una autoestima positiva debe ser sólida en todos los momentos de la vida de un niño, ya que es la única forma de que el día de mañana no tenga motivos para sentirse inferior por nada, ni tenga que darse cuenta, de bruces, con el hecho de que no siempre lo que a uno le agrada tenga que agradar también a los demás.

 

Trabajar en la autoestima desde el comienzo

El mantenimiento de una autoestima positiva es una tarea fundamental a lo largo del crecimiento de un niño, ya que los denominados como “sentimientos negativos”, como el dolor, la tristeza, o el rencor, si no se enseña a manejarlos y controlarlos desde un inicio, pueden llevar con el tiempo a la experimentación de determinados complejos e inseguridades.

Lo que una familia piense de un niño será de vital importancia para él, por lo que es recomendable que a mamá y papá no se les escapen, por otro lado, los logros que conquiste su hijo.

Por ejemplo, si un bebé empieza a caminar pero sus padres ven la situación como una obligación o cosa normal, en lugar de como una conquista de su pequeño, el niño no se sentirá muy estimulado para seguir esforzándose por conseguir otros logros y comenzará a frustrarse, muy probablemente.

 

La importancia de tener una buena autoestima

La aceptación y la valoración son dos conceptos básicos para consolidar en un niño una buena autoestima. Si un niño se siente aceptado como es, muy seguramente aprenderá a asumir sus errores y a enmendarlos.

Los padres deben tener una idea realista y clara de cómo es su hijo y quererlo tal cual sea, en lo bueno y en lo malo, y no dejar de asumir delante de terceros esta postura. Es evidente que en cuestión de crianza no hay fórmulas mágicas, pero sí consejos que nos puedan dar una orientación sobre qué camino tomar. No olvidemos que lo más importante en todo el proceso de crecimiento de nuestros hijos es que les demos la posibilidad de ser y de sentirse bien con ellos mismos.

Por eso, si eres padre o madre, no dejes de creer firmemente en que tu esfuerzo debe estar vinculado al afecto, al cariño, a la observación…, a valorar las calidades y a apoyar a tu hijo también cuando algo vaya mal. Y, para ello, será necesario el favorecer los encuentros, la comunicación o el contacto físico día a día. ¡No lo olvides!




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *