Cómo enseñar a compartir a los niños

Los niños que aprenden a compartir desarrollan habilidades sociales positivas y tienen mayor oportunidad de éxito en la vida que aquellos niños con deficiencia de esta habilidad, lo cual comienza a verse desde temprana edad en la escuela. Pero la verdad es que enseñar a compartir a los niños no es una tarea sencilla y dependerá de las habilidades de los maestros, padres y cuidadores del niño el lograr incentivar este acto.

Veamos cómo puedes convertirte en un maestro del hábito de compartir para los niños en tan solo 6 puntos:

 

  1. Enseña a los niños en su época adecuada

Antes de los 4 años los niños requieren de mucha atención y es normal y hasta conveniente que se les brinde esa atención con amor y especialidad. Hasta esa edad el niño se considera único en la vida y es difícil hacerle entender que existen otros niños en el mundo tan especiales como él. Así que solo comienza a intentar explicárselo a partir de esa edad.

 

  1. Lleva tus a tus hijos a sitios

A partir de los 4 años (y a poder ser antes) los niños deben comenzar a desarrollar habilidades sociales y solo pueden hacerlo en unión de otros niños de su edad. Es una buena idea llevarles a jugar con otros niños, al parque, o a hacer actividades deportivas propias de su edad en las que puedan compartir experiencias con los demás.

 

  1. No le obligues a compartir

No se debe obligar a un niño a compartir nada, procura enseñarle  a cómo compartir y los beneficios que tiene. Un tono que suene a regañina puede ser contraproducente. Hay niños que por su personalidad son más egoístas que otros, de modo que si tu niño es muy egoísta o tiende a serlo cuando se trata de sus juguetes, permítele conservar su juguete especial y que elija otros para compartir.

 

  1. Sé un ejemplo para él

Los niños aprenden con el ejemplo, comparte tus cosas con él y hazle sentir lo feliz que eres cuando lo haces. Si los adultos no predicamos con el ejemplo no tiene ningún sentido que exijamos después comportamientos excelentes a los más pequeños. Sé consecuente.

 

  1. Invita a amigos de tu hijo a jugar a casa

Es una buena idea invitar a otros niños a casa para que compartan el tiempo libre con tu hijo y jueguen en su habitación. Deja que él coloque las reglas dentro de su cuarto y vigila que siempre sea amable con los demás y que las reglas que ha puesto se cumplan, siempre y cuando dichas reglas no impliquen abuso hacia los demás o comportamientos inadecuados.

 

  1. No hagas comparaciones con terceros

Imagínate tú mismo/a cómo te sientes cada vez que te comparan con alguien que ha hecho su trabajo mejor que tú. El sentimiento que se crea no es positivo, sino de rabia, enfado y desmotivación, y puede incluso bajarte la autoestima. Lo mismo sucede con los niños, así que tenlo siempre en cuenta. No te olvides de felicitar a tu hijo siempre por sus esfuerzos, y jamás hagas que se sienta inferior comparándolo con otros.

 

compartir en la infancia




Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *