10 problemas de lectura más comunes

El niño para aprender a leer correctamente pasa por cuatro fases:

  • Logográfica: el niño identifica logos, imágenes con palabras. Conoce marcas y símbolos por su dibujo.
  • Alfabética: empieza a relacionar las letras con su sonido. Se familiariza con el alfabeto y puede leer fonemas e incluso sílabas.
  • Ortográfica: ya reconoce grupos de letras y palabras. Comienza a leer.
  • Fluida-expresiva: llegados a este punto el niño lee perfectamente respetando la puntuación, representando la lectura y entendiendo lo que lee.

 

Sin embargo pueden aparecer dificultades en el progreso de estas etapas.

Hay que descartar que el retraso lector no tenga nada que ver con problemas auditivos o visuales,  que no haya particularidades físicas que puedan afectar al aprendizaje de la lectura, desórdenes emocionales o neurológicos, además de que el niño tenga un coeficiente intelectual normal.

Una vez comprobado todo esto, podemos ver que tipo de irregularidad presenta en su forma de leer y tratarla según recomienden los expertos. 

 

Principales trastornos en el aprendizaje de la lectura

  • Lectura carencial o disléxica: Se confunden u omiten letras, sílabas o palabras. Se altera el orden de éstas o se equivocan en el sonido de letras similares.
  • Lectura bradiléxica: El niño lee sin errores pero muy despacio.
  • Lectura taquiléxica: Lee a demasiada velocidad.
  • Lectura disrítmica: No respeta las pausas ni el orden, ni los dignos de puntuación. Lee a ratos rápido y a ratos despacio.
  • Lectura mnésica: El niño se aprende el texto de memoria de tanto oírlo y parece que lee, pero en cuanto se le señala alguna parte en concreto no sabe, porque en realidad no sabe leer.
  • Lectura imaginaria: Aquí el niño, basándose en los dibujos o similar, se inventa la historia sin que coincida ninguna palabra, pero como si leyera.
  • Lectura arrastrada: Por dificultades en la percepción global no llegan a obtener correctamente el conjunto de la lectura y se demoran leyendo para conseguir asimilar el texto entero.
  • Lectura repetida: Se repiten las primeras sílabas de las palabras.
  • Lectura repetida silenciosa: Repite las sílabas pero para sí mismo, en voz baja.
  • Lectura mixta: Combina la lectura silenciosa y la arrastrada.

 

Estos trastornos se detectan con un examen que evaluará su capacidad de lectura siempre teniendo en cuenta la edad del niño y la formación. Se realiza mediante lectura de letras, sílabas, textos con dibujos y sin ellos, en letra de imprenta y manuscrita.

A partir de los resultados se establece si el pequeño tiene algún problema para leer que deba corregirse.

 

problemas de lectura







Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

1 Comentario

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies