Trucos para que los niños comiencen a aprender inglés

Cuando se trata de la educación de los hijos pocos esfuerzos son demasiados, y una de las cosas en las que más se suele hacer hincapié en nuestros días es el aprendizaje del inglés, ya que es uno de los idiomas más hablados y demandados del mundo y se muestra como una oportunidad de futuro excelente para los más pequeños.

Son muchos los colegios y escuelas de infantil que han adoptado ya un estilo de enseñanza bilingüe con el fin de que los niños y las niñas vayan familiarizándose con un idioma que, a la larga, les será muy ventajoso y provechoso conocer. Pero también podemos adoptar determinadas pautas en casa, destinadas a que vayan encontrando el idioma como algo más a aprender y lo vayan normalizando sin problemas.

 

Actividades sencillas para acercarse al inglés

  • Etiqueta objetos y lugares que les sean conocidos con sus nombres en inglés, como mesa-table; silla-chair; ventana-window….etc.
  • Realiza juegos de memoria caseros y crea barajas de flash cards con nombres e imágenes en inglés. De esta forma los más pequeños irán normalizando las palabras y aprendiendo vocabulario en ambos idiomas sin dificultad.
  • Ayúdate de la tecnología y busca aplicaciones didácticas que contengan juegos o cuentos en tu idioma nativo y en inglés.
  • Busca canciones de películas y dibujos animados infantiles que les sean familiares y pon las canciones en inglés para que puedan aprendérselas en varios idiomas y comparar. Con esta actividad desarrollarán su capacidad auditiva, de comprensión y pronunciación.
  • Utiliza revistas viejas y crea un collage con palabras en inglés para después buscar su significado. La creatividad será la clave en esta actividad, pues de ella dependerá el interés por colaborar y aprender cosas nuevas de los más pequeños.
  • Busca frases famosas de personajes fantásticos como los de Toy Story (siempre personajes que les resulten conocidos y atractivos) y busca su significado en inglés para que sean capaces de ver la equivalencia y de sentir la frase como algo conocido y divertido. Por ejemplo, la frase de Buzz Lightyear de “Hasta el infinito y más allá”, cámbiala por “To infinity….and beyond!” y decora con ella su cuarto.

Todas estas actividades debes realizarlas en forma de juegos divertidos y entretenidos, ya que se trata de que cojan interés por el idioma y que lo vayan tomando como algo tan natural como si fuera el propio. No conviertas estas técnicas en una rutina de memorización o de estudio continuo, pues de ser así, fallarás con el propósito de normalizar la situación de aprender un idioma nuevo y de que tus hijos puedan sentirse atraídos por él.




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *