Cómo trabajar la gramática al estilo Montessori

El aprendizaje de la gramática al estilo Montessori ayuda a los niños a combinar las palabras para formar oraciones sencillas y poder con ello comunicarse con los demás. La forma didáctica de este método permite que sea utilizado desde que los niños comienzan a hablar. El proceso de comprensión oral y la familiarización con este método, induce a los peques a conocer de manera sensorial e inconsciente los principios gramaticales, que utilizarán en un futuro próximo. Esto quiere decir que, aunque la gramática se aprende en la educación primaria, no está de más ir enriqueciendo poco a poco el vocabulario de los niños, propiciando con ello también el desarrollo de habilidades lingüísticas desde que vayan comenzando a hablar.

 

gramática montessori

 

Pero veamos, a continuación, cómo trabajar la gramática al estilo Montessori de una forma más concreta: trabajando con las formas geométricas.

 

 

Formas geométricas para trabajar la gramática

Este estilo Montessori aplicado a la gramática a través de la geometría, consiste en la incorporación de nueve figuras geométricas, que corresponden a cada uno de los símbolos gramaticales. El juego está compuesto por diez piezas cada una, para un total de 90.

Las piezas están elaboradas en madera de distintos tamaños y pintadas de llamativos colores. Las figuras son variadas, como triángulos, círculos, rectángulos, una figura en forma de media luna y una figura similar al ojo de una llave (que generalmente es de color dorado), entre otras. Cada uno de estos símbolos tiene su uso en la gramática y una definición de acuerdo a su tamaño y color. Por ejemplo:

  • Triángulo negro: sustantivo.
  • Triángulo morado: pronombre.
  • Triángulo azul claro: artículo.
  • Triángulo azul oscuro: adjetivo.
  • Símbolo de media luna: preposición.
  • Círculo naranja: adverbio.
  • Círculo rojo: verbo.
  • Rectángulo rosado: conjunción.
  • Ojo de llave dorado: interjección.

 

Montessori agrupa los elementos gramaticales en tres partes:

  • Familia del nombre, en el que se incluyen el sustantivo, el pronombre, el adjetivo y el artículo, representados por triángulos.
  • Familia del verbo y del adverbio representado por la figura geométrica del círculo.
  • Familia de los nexos y la unión que corresponde a la preposición, conjunción e interjección, representado por varias formas.

 

ejercicios gramática montessori

 

 

Cómo se usan estas formas geométricas para trabajar la gramática

Esta herramienta se puede usar desde que el niño o niña comience a hablar, de manera que su uso es multifuncional y tiene inmersos varios propósitos, como el de aumentar el vocabulario cuando se aprende a identificar las figuras y los colores. Debemos tener en cuenta que, en la fase inicial, los niños se familiarizan más rápido por la atracción de las formas, el material con el que estén elaboradas y, muy importante, con los colores (esto último viene a ser el principal atractivo visual para los peques).

Una vez reunidas las figuras, la tarea de emparejamiento es una de las principales actividades y consiste en juntar los iguales, como círculos con círculos y así sucesivamente. Otra forma de jugar en la etapa inicial con esta herramienta pedagógica es a través del reconocimiento de los colores, de esta forma se estimula la participación del niño/a para que diga el nombre de la figura conjuntamente con el color. Otra de las combinaciones lúdicas que puedes emplear es el de aprovechar la diferencia de los tamaños con la que vienen fabricadas las figuras.

Más adelante, cuando el proceso de aprendizaje esté más avanzado (concretamente cuando los niños ya sepan leer con un nivel básico), podrá trabajarse el método con mayores dificultades, pues estas mismas figuras geométricas facilitarán el análisis en cuanto a la composición gramatical de las oraciones, ya que se identificará cada una de las palabras de acuerdo a la definición de las figuras geométricas.

Este proceso de aprendizaje gramatical al estilo Montessori y con ayuda de las figuras geométricas, es lo que se conoce como “aprendizaje progresivo”, ya que permitirá a los niños, desde edades muy tempranas, comprender la estructura de las oraciones y poder mejorar en el futuro la habilidad de la expresión, tanto oral como escrita.

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *