Profesor califica a sus alumnos de una manera INNOVADORA

Los parámetros de la educación más tradicional se han ido renovando poco a poco en los últimos tiempos, perdiendo importancia aspectos tan fundamentales en el pasado como las calificaciones escolares, y adquiriendo relevancia otros aspectos también muy importantes como el comportamiento que se demuestra en el aula o el trato y las relaciones interpersonales con los compañeros.

Todos estos cambios y nuevas miradas en torno a la educación han hecho cambiar la hoja de ruta a muchos profesores en el día a día, como al profesor Ramón Rodríguez Galán, del colegio sevillano de Maristas, estableciendo en su aula un sistema alternativo de calificaciones en el que no solo contaba la nota, sino muchos otros puntos de interés. Ramón, que también apostó por el uso y la implementación de las TIC, de las que ahora es coordinador, considera que las redes sociales son hoy en día parte fundamental del proceso educativo. No podemos olvidar que las nuevas generaciones de alumnos ya han nacido en un mundo absorbido por internet, y eso es algo que debemos asumir puesto que no va a volver a atrás. En este sentido, las redes sociales nos permiten establecer un marco más dinámico capaz de incentivar y motivar más a los alumnos, y eso Ramón lo pone en práctica además con un blog en el que ofrece multitud de recursos prácticos a los escolares.

Un nuevo enfoque en las calificaciones

Según Ramón, los niños deben ser conscientes de que lo único importante no es alcanzar esa tan ansiada buena nota, sino que son muchas otras cosas las que cuentan, y de ahí sus sistema de calificaciones alternativo basado en otras cosas tan vitales como el hecho de ser capaz de llegar al colegio con una buena sonrisa, o de relacionarse en paz y en armonía con los demás, siendo capaces de compartir el espacio y los juegos sin problemas.

La iniciativa del profesor Ramón, que se hizo viral tiempo atrás en Twitter, revela la necesidad que tiene el sistema educativo de renovarse y hacer entender a los alumnos que lo importante de verdad es crecer, aprender y ser feliz; que nuestra actitud en la vida no debe estar guiada solo por la obligatoriedad, sino por la inteligencia emocional. La aplicación de dicha inteligencia emocional es necesaria para que los niños adquieran las herramientas necesarias para desenvolverse plenamente en la vida, algo que la simple memorización de contenidos nunca podrá lograr.

 

notas ramon




Autor: Bosque de Fantasías

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *