Pautas para ayudar a los niños a comunicarse

Si buscas ideas para poder ayudar a tu hijo a comunicarse no te pierdas este post. En él te diremos cómo puedes ayudar a un niño a expresarse y así fomentar ese deseo natural de comunicarse con el mundo que le rodea.

Y es que, incluso desde que están en el vientre materno, se puede estimular la comunicación con los niños. Por ejemplo, hablándoles, acariciando la barriguita, cantando…acciones con las que muy rápidamente se puede sentir una patadita en señal de respuesta.

Esto se debe a que los niños tienen un inmenso anhelo de comunicarse desde que nacen y responden girando su cabecita, buscando la fuente que les habla y reconociendo la voz con una sonrisa. Es precisamente durante esos primeros meses de edad donde adquirirán un rudimentario lenguaje con el que intentarán comunicarse con las personas que les rodean.

 

El aprendizaje por imitación

Es el método básico con el cual aprendemos y es el que siguen los niños, que van a imitarlo todo y, tras repetirlo muchas veces, llegarán a interiorizarlo y a aprenderlo. De ahí la importancia de dar un buen ejemplo.

Para ayudar a tu peque en este sentido, puedes sentarte en el suelo frente a él, colocar tres peluches que representen animales conocidos y que sus sonidos sean fáciles de imitar, como por ejemplo la vaca (muuu…), el pollito (pío, pío…) y el cerdo (oink, oink…). Señala a cada animal, dile su nombre y qué ruido hace.

 

El poder de la lectura

Cuando tu pequeñín ya se acerque al año de vida empezará a disfrutar de los cuentos, y especialmente de aquellos que son  diseñados para bebés, con ilustraciones coloridas y llamativas. Tú puedes leerle el libro, escuchar lo que te dice al ver cada dibujo e ir nombrando despacio y con claridad lo que señale o llame su atención.
 


 

Siempre es buen momento para cantar

Cántale canciones: en casa, en el coche, cada vez que vayáis a hacer algo divertido o siempre al despertar. ¡No importa cuándo! A partir de los nueves meses puedes comenzar a pedirle que complete alguna palabra de la canción que más le guste, como por ejemplo: “El paya_”… y que él termine diciendo “so”.

Las canciones infantiles repetidas una y otra vez también proporcionan estructura lingüística.

 

Interactuar con marionetas

Usa una marioneta para interactuar con tu hijo/a, acércasela poco a poco y deja que tu peque la toque. Puedes comenzar a hablar a través de la marioneta, con lo cual captarás su atención rápidamente. Es muy probable que el niño reaccione primero mirándote a ti y después a la marioneta buscando el sonido, pero le encantará el juego.

Entre los seis y los ocho meses los niños ya perciben y responden a los cambios emocionales que escuchan.

A partir de los nueve meses tu peque comienza a intentar articular las palabras y cuando esto pase es muy importante que no lo imites. Si pronuncia mal una palabra, repítesela, pero correctamente.

Todas estas ideas se pueden poner en práctica con facilidad, pero sobre todo recuerda que escucharlo con atención, es siempre el primer paso para ayudar a tu hijo a expresarse.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *