Por qué los niños ven la misma película 100 veces

Todos lo hemos hecho de pequeños, ver una y otra vez la misma película o los mismos dibujos animados, y es algo que nos encantaba hacer, manteniendo el interés como si no la hubiéramos visto nunca.

Aunque nos supiéramos de memoria muchas de las escenas y supiéramos lo que iba a ocurrir a continuación, no apartábamos los ojos ni un instante del televisor pero, ¿por qué ocurre esto? ¡Os lo explicamos a continuación!

 

Pueden entender la película completamente

Muchos niños, sobre todo los más pequeños, necesitan ver la misma película varias veces para entender ciertas partes que se habían escapado a su percepción visual y auditiva. Esto es algo lógico, ya que en el entretenimiento infantil intervienen muchísimos personajes y escenarios donde interactúan con unos diálogos muchas veces algo complejos para ellos.

Los niños quieres entender todo lo que ven, y el ritmo en el que ocurre la acción puede ser demasiado rápido para procesar toda la información, ya que su capacidad de atención y compresión todavía no es la de un adulto.

Cada vez que el niño ve la película, va asimilando y familiarizándose con la misma, teniendo que esforzarse menos en comprender ciertas partes que ahora conectan más fácilmente con otras escenas o diálogos.

 

La repetición les hace tener una sensación de seguridad

A edades tempranas los niños necesitan saber que el mundo es un lugar seguro y predecible. La forma más sencilla de visualizarlo “a su manera” es saber que lo que pasará a continuación, lo que les transmite una sensación de control dentro de un mundo lleno de agitación y estrés.

Cuando predecimos qué es lo que va a venir ganamos en confianza, y el continuo aprendizaje de los niños y sus ganas de descubrir el mundo que les rodea, hace que les invada la curiosidad de saber, ver  y entender nuevos conceptos e información aún desconocida para ellos.

 

Es una valiosa estrategia de aprendizaje que estimula el pensamiento

Una de las virtudes de ver de forma continuada la misma película es comprender la relación causa y efecto, es decir, si por ejemplo el niño ve en unos dibujos animados que un leñador está talando un árbol, el efecto es que el árbol cae y puede ser peligroso. De esa manera motivamos y desarrollamos su pensamiento lógico ante determinadas situaciones, algo muy importante para que puedan comprender el mundo que les rodea.

Esto no solo se aplica cuando ven la televisión, también cuando leemos a nuestros hijos los mismos cuentos. De forma inconsciente van asimilando nuevo vocabulario que no sabían, y para ello debemos hacer pequeñas paradas para saber si han entendido todas las palabras que están escuchando, de esa manera entenderán mejor la historia, fomentaremos su imaginación y desarrollaremos su memoria.
Muchos psicólogos han llegado a la conclusión de que los niños que veían o leían la misma historia varias veces, aprendían y asimilaban más palabras que los niños que solo lo hacía una vez con diferentes historias. Como ocurre en muchas situaciones cotidianas, la repetición puede aportar muchos beneficios, tanto mentales como de habilidad.

En resumen, aunque estés cansado de que tu hijo vea la misma película una y otra vez, piensa en los beneficios y las ventajas que puede aportar a tu hijo, sobre todo en la etapa comprendida entre el 1 y los 3 años, en la que el niño está absorbiendo información de forma constante.




Autor: Almudena Orellana

Almudena Orellana es cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías y escritora creativa y redactora jefe del mismo. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *