Método Montessori: guía para una perfecta profesionalización

Uno de los mayores beneficios del Método Montessori, especialmente durante las edades más iniciales, es el enfoque en el aprendizaje práctico. Pero el mayor énfasis se sitúa en el aprendizaje concreto, ese en el que los estudiantes pueden trabajar en actividades de lenguaje, matemáticas, cultura o lecciones prácticas para la vida de una forma más libre…y todo junto a maestros-guía que alientan a los alumnos a concentrarse en las tareas y a adquirir una adecuada experiencia de aprendizaje generalizado.

Esto quiere decir que, aunque el protagonista indiscutible es el alumno, los maestros en el aula Montessori están presentes para facilitar dicha experiencia de aprendizaje, asegurando que se sigan las reglas básicas y animando a los estudiantes a realizar las tareas a su propio ritmo, es decir, al ritmo individual de cada alumno, ya que la pedagogía Montessori elimina ese control por parte de los docentes y ese ritmo desaforado que suelen llevar las aulas más tradicionales.

 

cursos-montessori-niños

 

En el Método Montessori también se permite a los niños elegir las actividades en las que quieren trabajar cada día o el tiempo que trabajarán en ellas, pero aun así el papel de los maestros es importante, como decíamos, para que siempre se mantengan unas reglas básicas de comportamiento y procedimiento. Esto ayuda a que los niños aprendan autodisciplina y desarrollen habilidades tan importantes como la concentración, el autocontrol o la motivación. Pero son muchos más los beneficios potenciales del método Montessori y de su puesta en práctica para los niños desde que comienzan su proceso educativo, pues los primeros años son precisamente los que preparan al estudiante para toda la experiencia de aprendizaje que está por venir.

 

 

Cursos Montessori ideales y a tu propio ritmo

Si estás considerando la idea de introducirte en el mundo de la pedagogía Montessori para profundizar y/o mejorar tu experiencia con este método educativo, no te pierdas los cursos del  International Montessori Institute de Barcelona. De entre toda la formación especializada que ofrece, podréis encontrar cursos Montessori de 0 a 3 años, cursos Montessori de 3 a 6 años y, por último, cursos Montessori dirigidos a niños de entre 6 y 12 años. El público al que están dirigidos los cursos es el de educadores infantiles, psicólogos, maestros de necesidades educativas especiales, personal de bibliotecas y ludotecas, logopedas…o cualquier persona en general con inquietudes y ganas de formarse en la metodología Montessori.

Dentro de cada uno de ellos se trabaja en temas tan importantes como el desarrollo del movimiento, el desarrollo sensorial y cognitivo o la inmersión en el arte, la lengua o las matemáticas, y todo en un entorno cien por cien online y con un equipo docente que da forma a este instituto de prestigio internacional. Además, a través de estos cursos de 10 días de duración, el alumno/a podrá conseguir un certificado o diploma digital expedido por IMI, o lo que es lo mismo, el International Montessori Institute, que es el centro europeo encargado de impulsar unos altos y rigurosos estándares de calidad en la formación Montessori a nivel internacional.

La formación siempre ha sido un asunto vital, pero la pandemia del covid-19 ha puesto en evidencia las carencias que se sufrían a nivel de movilidad o de conciliación. En este sentido, hoy más que nunca juegan un papel crucial las nuevas tecnologías y la posibilidad de poder seguir aprendiendo y mejorando en la profesión académica con cursos que permitan flexibilizar los horarios o trabajar a un ritmo propio, pase lo que pase. Por eso en estos cursos Montessori no existen plazos ni límite de tiempo, y será el alumno el encargado de elegir su ritmo una vez realizada la inscripción, algo muy importante para que dichos estudios puedan ajustarse a las necesidades y a los planes de cada alumno.

 

estudios-montessori-cursos

 

De forma más concreta, estos cursos y planes de estudio Montessori tratan hitos clave del desarrollo en niños de entre 0 y 12 años, con el fin de ponerlos en práctica en aulas y demás espacios de trabajo, cuidado y desarrollo infantil. Los cursos dirigidos a niños más pequeños se enfocan, por ejemplo, en perfeccionar el desarrollo postural, los músculos grandes y las habilidades del lenguaje o los primeros ambientes y, poco a poco, alrededor de los 4 años, se va perfeccionando el trabajo en la mente absorbente, la percepción refinada, la motricidad fina y la realización de actividades cotidianas (inmersión en la vida práctica) como cocinar o hacer manualidades, y así los niños van ampliando su experiencia de aprendizaje hasta los 12 años aproximadamente, donde ya habrán alcanzado metas y conocimientos más complejos.

Unos aprendizajes que enseñan además valores muy importantes, que van mucho más allá de los planes académicos, como el compartir o el trabajar de manera cooperativa para explorar y aprender cada día en el aula respetándose los unos a los otros y obteniendo un fuerte sentido de comunidad. Es decir, unas enseñanzas llenas de inspiración y de positividad ideales para nuestros días y, lo que es mejor, al alcance de todos.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *