5 ideas y actividades para trabajar la escritura en niños

La escritura es fundamental para el ser humano desde tiempos muy antiguos, y es que gracias a ella las personas pudieron mejorar su sistema comunicativo, los sistemas de información y de colaboración, así como la preservación de la propia historia y de las formas culturales de expresión. Dicha escritura permitió al ser humano seguir avanzando sin olvidar los pasos dados y registrando todo aquello que se consideraba importante para la posteridad.

Y es cierto que las nuevas tecnologías han desplazado mucho estas formas tradicionales de comunicación y expresión dejando de lado el lápiz y el papel, pero no es menos cierto que sigue siendo muy importante y que debemos seguir apostando por preservar los métodos tradicionales de escritura y papelería, al margen de los ordenadores y los móviles. No debemos olvidar que escribir a mano es una habilidad fundamental para la vida y la base del aprendizaje, por lo que no puede depender al cien por cien de un teclado o de una conexión a internet.

 

La importancia de aprender a escribir en la infancia

Por eso la experiencia que tengan los niños con la escritura y la creación de textos es muy importante para la autoexpresión de la primera infancia. Guiar y ayudar a los más pequeños a tomar contacto con la escritura les brindará grandes mecanismos para explorar esta forma de comunicación vital para la vida. Dicha toma de contacto con la escritura puede hacerse escribiendo poco a poco las letras y las primeras palabras o incluso haciendo garabatos con lápices de colores o dibujando lo que escuchan o lo que ven.

 

actividades escritura niños

 

No importa tampoco que se haga mal en un comienzo, pues de lo que se trata realmente es de que los niños comiencen a explorar la escritura de forma amena y que termine siendo una experiencia continuada y mejorada con el paso del tiempo.

 

Ideas divertidas para trabajar la escritura

Al ayudar a los peques a acercarse a la escritura con actividades divertidas y placenteras, los niños y los adultos se involucran en juegos y actividades que favorecen no solo la práctica de la motricidad fina que supone escribir, sino también el fortalecimiento de los lazos familiares.

¡No te pierdas las que te proponemos!

 

  • Escribir cartas a familiares

Escribir cartas a familiares y amigos o postales o tarjetas en Navidad, es algo que lamentablemente se ha perdido, pero lo cierto es que podemos recuperar esta tradición cuando queramos haciendo muy felices a los nuestros. Proponer escribir cartas a los más pequeños, para que puedan practicar la escritura y enviar mensajes bonitos a los suyos, es algo en lo que querrán involucrarse seguro dando rienda a suelta a su creatividad.

 

  • Escribir cuentos inventados

Los cuentos siempre encantan a los niños, y comienzan a familiarizarse con ellos escuchando historias bonitas de la boca de sus padres y abuelos. Según van siendo más mayores, cuando ya tengan retenidas en su memoria unas cuantas historias y cuentos infantiles, estarán capacitados para hacer las suyas propias. ¡No importa lo disparatadas que sean! Prepárales unos cuadernos bonitos con materiales de papelería y deja que vuele su imaginación.

 

  • Juegos de pistas y tesoros

Crear una búsqueda del tesoro puede ser una idea genial para pasarlo bien en fines de semana y vacaciones, pero también para practicar la escritura en casa. Prepara notas en pequeños papeles para que los niños puedan introducirse en la dinámica del juego, o anima a los niños a crear sus propios juegos de pistas con notas sencillas.

 

  • Tarjetas de cumpleaños y fiestas

Si hay algo con lo que se motivan siempre los más pequeños es con los cumpleaños y las fiestas destacadas. Y sí, también pueden ayudarnos a practicar la escritura con ellos, por lo que anímales siempre a preparar las invitaciones que sean necesarias con bolígrafos y lapiceros con los que trabajar la escritura manual.

 

papelería escritura niños

 

  • Tardes de lectura y teatro

Pero si hay algo que resulta fundamental para practicar la escritura es leer, y leer mucho para aprender más y más vocabulario. Pon siempre en casa estanterías accesibles con libros para los más pequeños y crea tardes especiales en los que, además de leer, podáis representar lo leído y hacer obras divertidas con disfraces y canciones. La experiencia será fascinante, y con ella aprenderán a tomar nota de los guiones y a escribir de la mejor de las formas posibles.

 

Todos tenemos que aprender a escribir cuando somos pequeños para comunicarnos con los demás o para expresar quiénes somos, y si puede hacerse jugando mejor que mejor. La escritura permite también que nuestros conocimientos se fijen o que nuestro trabajo o pensamientos se plasmen de forma permanente. Pero también permite que crezcan nuestra imaginación y nuestros sueños y aspiraciones, pues es fundamentalmente a través de los cuentos escritos como todos los niños pequeños comienzan su contacto en la vida con la letra escrita. Y eso es algo que no debe perderse por mucha tecnología de la que disfrutemos.




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *