Ideas para celebrar Halloween o el Día de muertos con niños

La celebración del último día de Octubre o primero de Noviembre depende de cada cultura y de cada país, y suele estar relacionada con la celebración de Halloween o el Día de Muertos pero, sea cual sea la que celebres en tu zona, sin duda se trata de una excelente ocasión para festejar y para pasar un buen rato junto a los más pequeños de la casa. Es cierto que el día de muertos está más relacionado con el folclore y los sentimientos religiosos, pero no es menos cierto que cada vez los niños se sienten más atraídos por la idea de disfrazarse y pasar un buen rato lleno de magia y fantasía terrorífica, por lo que en cualquier caso hacer una fiesta siempre será un acierto.

Hay mucho que hacer en una fiesta de este tipo y, aunque casi todo suele estar relacionado con los disfraces de vampiro, de bruja o los trajes de catrinas, entre otros, son muchas más las ideas que podemos coger para celebrar una fiesta temática o simplemente una fiesta para reunirse con amigos y familiares.

Por eso en este post queremos animarte a realizar tu propia fiesta en casa, en la escuela…no importa el lugar. Lo importante es pasarlo en grande y rodearse de los detalles y de las actividades más terroríficamente divertidas.

 

Decoraciones con calabazas

Decorar una calabaza al estilo tradicional, es decir, realizando tallados para convertirlas en linternas y guardianas de las entradas de las casas y de los “malos espíritus”, es algo muy tedioso y poco aconsejable para los niños, puesto que requiere utilizar cuchillos o similares para hacer las formas de los ojos, de la boca…algo realmente complejo casi para cualquier persona, pero mucho más para los niños pequeños.

Por esta razón se está poniendo de moda decorar calabazas tan solo con pinturas o con otros elementos decorativos, dependiendo del efecto que queramos obtener. Puedes comprar calabazas de tamaño mediano o pequeño (además son baratísimas en temporada) y dar a los invitados de la fiesta elementos para que las decoren a su gusto: pinturas fluorescentes,  purpurinas, pegatinas, abalorios o cualquier otra cosa que se te ocurra quedará genial con un poco de imaginación y ganas de trabajar en grupo.

calabazas halloween

Concurso de disfraces

Puesto que esta fecha del 31 de Octubre y del 1 de Noviembre está plenamente relacionada con los disfraces y con la vuelta de personas (o personajes) a la vida, organizar un concurso al mejor disfraz de terror o al más divertido puede ser una excelente idea para una fiesta con niños. Asegúrate de avisar con tiempo a los invitados para que puedan acudir preparados y establece diversas categorías ganadoras así como premios de consolación para el resto de participantes.

Para los premios, puedes elaborar letreros y colocarles en la parte trasera cinta adhesiva de doble cara para pegarlos al disfraz correspondiente, una vez se establezcan los ganadores del concurso. Asegúrate también de que puedan quitarse después con facilidad, para evitar problemas y disgustos con los trajes.

Cuantas más categorías elabores, más difícil será que haya niños que se queden sin premio, lo que hará que se sientan todos mucho más felices y contentos.

disfraces halloween

Bolsas monstruosas

Otra buena idea puede ser crear un taller efímero para que, durante la fiesta, los niños y las niñas puedan hacer bolsas caseras y decorarlas con diferentes elementos como la lana, la goma eva, los ojos móviles, la pintura de colores luminosos…En general, con cualquier elemento que pueda aportar detalles relacionados con el terror y con la fantasía y el color, que es de lo que se trata.

Permite durante la fiesta que los niños se vuelvan locos con los rotuladores, con las témperas, con pegatinas…y que den rienda suelta a su imaginación en busca de la bolsa más monstruosa. Al término de la fiesta podrán guardar en ellas regalos o dulces de los que se hayan repartido.

bolsas de halloween

 

Películas con temática de terror familiares

Si los invitados son cinéfilos también puede ser una excelente idea el dedicar la fiesta a la visualización de películas de terror acompañados de palomitas o de comida con inspiración “terrorífica”. Eso sí, busca títulos adecuados para la edad de los niños y que no sean de terror de verdad, ya que se trata de que los peques lo pasen bien y no de que vuelvan disgustados o asustados a casa. Si no estás seguro de los gustos de los invitados, llama a los padres con anticipación para que te sugieran títulos.

Llegado el día, tan solo quedará disfrutar de las películas elegidas y prepararse para una buena sesión de sustos y bromas entre amigos.




Autor: Jesús Falcón

Cofundador del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, programador y desarrollador por excelencia, dedicado al mundo educativo y a su evolución.

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *