Regalos originales para niños con muchas cosas

En muchas casas, pasados los días de Navidad, los padres se preguntan qué ha podido pasar para que todo parezca un océano salvaje de juguetes tirados por todas partes y sin mucha atención ya. Aunque esta escena pueda parecer normal y sea bastante cotidiana en la mayoría de hogares, lo cierto es que debería hacernos reflexionar un poco sobre nuestros hábitos de consumo excesivo. Porque, ¿cómo podemos enseñar a los niños valores como la generosidad o la importancia de cuidar y disfrutar de las cosas si les sobresaturamos?

Las montañas de regalos nos llevan a apilar residuos, cajas de cartón, a desaprovechar horas libres con el fin de organizar y reestructurar el espacio…en definitiva, nos conducen al desánimo, como una burbuja cuando después de llegar a su máximo nivel de tamaño vuelve a la nada. Pero, ¿podemos hacer algo para que esto no ocurra sin que hacerlo repercuta en la felicidad de los más pequeños? Pues lo cierto es que sí, y podemos lograrlo pensando muy bien qué cosas o actividades pueden hacer felices a los niños y relacionarlas con otras actividades que les ayuden a estar activos y a realizar ejercicio físico o a reciclar y a conservar el medio ambiente, es decir, cambiar el consumismo excesivo por un consumo inteligente y responsable.

 

Ideas para un consumo responsable en Navidad

Concienciar a los más pequeños sobre la importancia de un consumo responsable, sin duda es una tarea que debería formar parte de todos los hogares. Pero además de hacer esto, podemos hacer mucho más como padres por un consumo responsable sin que los niños se den ni siquiera cuenta. No olvides que ellos muchas veces, después de abrir y de abrir paquetes, deciden pasar sus horas divirtiéndose con el envoltorio o la caja, de manera que puede ser que seamos los adultos los que perdamos un poco el juicio llegadas estas fechas navideñas.

Piensa en regalos duraderos que resistan bien el paso del tiempo y que puedan servir a varias generaciones, o que les permitan valorar cosas tan importantes y positivas como la cultura, el jugar y divertirse al aire libre o el compartir el tiempo con los demás.

¿No se te ocurre nada en este sentido? ¡Pues no te pierdas las siguientes ideas!

  • Juguetes ecológicos. Al margen de los muñecos tradicionales de plástico o con maquinarias que reproducen frases, existe todo un mundo de juguetes naturales, de los cuales la mayoría son de madera. Se pueden encontrar muchas variedades de juguetes de madera modernos e innovadores o más tradicionales, como las casitas infantiles de madera, ideales para que jueguen varios niños a la vez y desarrollen juegos y dinámicas de imitación. Otros juguetes ecológicos que podemos encontrar para sorprender mientras protegemos el medio ambiente, son los muñecos y los peluches orgánicos, realizados de materiales naturales e incluso terminados con tintes también naturales.

juguetes ecológicos

 

  • Entradas para un museo. Deja que los niños exploren un museo de ciencias, un acuario, una pinacoteca…Te sorprenderás de lo que disfrutan aprendiendo y descubriendo cosas, como los egipcios o los fósiles de dinosaurios. Muchos museos, además, disponen de actividades especiales para niños con las cuales podrán hacer nuevas amistades además de aprender mucho.
  • Tarjetas de regalo para ir al cine. ¿A qué niño no le encanta vivir la emoción de comer palomitas de maíz en un teatro oscuro, mientras que los personajes de sus sueños cobran vida y dan forma a historias inolvidables? Los peques estarán encantados, además, de poder compartir tiempo de calidad junto a su familia, pues lo que quieren, al fin y al cabo, es estar con los demás y ser atendidos.
  • Teatros infantiles. Acudir al teatro con los peques es una forma fantástica de inculcarles el amor por la cultura. Busca representaciones de cuentos clásicos o teatros de títeres. Los peques se quedarán con los ojos bien abiertos para ver las representaciones que, suelen ser tan enérgicas y dinámicas, que incluso con frecuencia hace que los niños se pongan de pie, canten y bailen junto con el espectáculo.
  • Ocio sano y divertido. Busca zonas de ocio especiales para niños, como los parques de bolas, o acude con ellos a parques de atracciones y parques temáticos con personajes de animación y fantasía. Casas inflables, laberintos de varios niveles, gimnasios en forma de jungla, bailes de disfraces, salas de música… estas son las cosas que de verdad gustan a los niños, así que no dudes de que pueden ser un buen regalo para ellos.

 




Autor: Almudena Orellana

Cofundadora del Proyecto educativo Bosque de Fantasías, escritora creativa y redactora jefe. Leer más

Comparte este artículo en

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *